Werder Bremen y un año lleno de mala suerte

GER, 1.FBL, Werder Bremen Trainingslager Barsinghausen 18.05.2021, Sporthotel Fuchsbachtal August Wenzel Stadion , Barsinghausen, GER, 1.FBL, Werder Bremen Trainingslager Barsinghausen Niclas Füllkrug Fuellkrug (Werder Bremen 11) schaut beim Training zu. *** GER, 1 FBL, Werder Bremen training camp Barsinghausen 18 05 2021, Sporthotel Fuchsbachtal August Wenzel Stadion , Barsinghausen, GER, 1 FBL, Werder Bremen training camp Barsinghausen Niclas Füllkrug Fuellkrug Werder Bremen 11 looks on during practice nordphotoxGmbHxx xKokenge nph00001

Desde inicio de temporada, el renovado Werder Bremen tenía en mente demostrar que su estancia en primera división no era en vano. Formó una coraza tan fuerte que parecía indeleble. Lo malo es que se confiaron tanto que al final la coraza se rompió y los ha dejado pendiendo de un hilo

Durante los primeros ocho encuentros el equipo de Bremen pretendía expresar que el repechaje de la temporada pasada sería solo un mal sueño. Logró incluso empatar con el actual campeón, Bayern München. Sin embargo, el declive empezaría muy pronto. Con la goleada sufrida en casa ante el Wolfsburg, se anticipó que la pasión reanimada del equipo y sus nuevos jugadores no sería suficiente para mantenerse dentro de los primeros diez puestos.

Una racha de cuatro partidos seguidos hizo que el equipo cayera del noveno puesto al decimotercero. El equipo no contó con Toprak, Bittencourt, Friedl ni Selke. Despidió el 2020 con una victoria de visitante en Mainz, quedando en el puesto catorce de la tabla. Si bien estaban a dos puestos del repechaje, esto no sería molestia para el equipo de Kohfeldt mientras la diferencia de puntos jugara a su favor.

Todos los ojos estaban enfocando al joven técnico que tomó las riendas de Bremen desde 2017. Técnico proclamado entrenador promesa al igual que su colega Julian Nagelsmann. Sin embargo, los proyectos no logran triunfar siempre.

De veinte partidos en el presente 2021, el equipo solo logró salir victorioso en cuatro. Algo fallaba en los planteamientos de Kohfeldt y sus jugadores no daban abasto. Por suerte, los resultados de sus rivales lo mantenían lejos de la disputa del descenso. Su último triunfo fue contra el Arminia Bielefeld en marzo. Desde el siguiente partido contra el Bayern München todo fue desgracia. Siete desgarradoras derrotas quebrantaron al equipo.

Se rumoreaba que Kohfeldt sería despedido a finales de abril, pero el equipo le dio la última oportunidad. Tristemente la historia obtuvo un mal final, despidiéndolo irremediablemente. Actualmente no depende de sí mismo. Además de ganar su partido necesitaría de una victoria de Stuttgart y Schalke en la última fecha para no tener que enfrentarse con el Greuter Fürth en el repechaje, o descender directamente. El legendario entrenador Thomas Schaaf preparará a su equipo para dar su último aliento en la competencia. De esta manera evitaría, después de 57 temporadas, su caída a segunda división.