Wan-Bissaka y Lingaard arruinan la fiesta ‘Red Devil’

Berne, Switzerland, 14th September 2021. Jordan Siebatcheu of Young Boys scores past David De Gea of Manchester United, ManU to give the side a late 2-1 lead during the UEFA Champions League match at Stadion Wankdorf, Berne. Picture credit should read: Jonathan Moscrop Sportimage PUBLICATIONxNOTxINxUK SPI-1173-0050

Dos groseros errores, de Wan-Bissaka primero y Lingaard, después resultan decisivos para la victoria del Young Boys sobre el Manchester United por 2-1. Cristiano Ronaldo adelanto al Manchester United pero dos goles de Ngamaleu y Siebatcheu, este ultimo en el minuto 90+5, dejaron los tres puntos en suelo suizo.

Salió mandón el conjunto suizo al césped del Wankdorf Stadium ejecutando una intensísima presión alta que no dejo jugar cómodo en ningún momento al Manchester United. Buena prueba de ello fueron la cantidad de balones largos que debieron jugar Maguire y Lindelof, centrales hoy titulares en el conjunto de Solsjkaer.

Por desgracia para el Young Boys no tiene en sus filas a Bruno Fernandes y Cristiano Ronaldo. Primera conexión portuguesa del partido y 0-1. Delicioso pase con el exterior de Bruno Fernandes a la carrera de CR7 y disparo de primeras del ex jugador de la Juventus que entro no sin suspense en la portería de Von Ballmoos.

Todo parecía ponerse de cara para el Manchester United. Gol antes del primer cuarto de hora y un rival animoso que veía como la desventaja pinchaba su estado de animo. Pero la cara del Manchester United de hoy no era de fiesta, era de funeral. Para ello hizo todo lo posible. Primero Wan-Bissaka vio absurdamente el camino de los vestuarios a los 35 minutos tras una fuerte entrada sobre Martins.

Tras la expulsión de Wan-Bissaka, Solsjkaer decidió que la tarde suiza no estaba para fiestas dando entrada a Diogo Dalot por Sancho. Sufrio para llegar al descanso en ventaja el Manchester United, pero finalmente lo logro aunque por el camino Solsjkaer se enamoro con locura del 0-1 que campeaba en el marcador.

Buena prueba de ello fue la entrada de Varane por Van de Beek. Con este cambio el Manchester United paso a disponerse tácticamente en un 5-3-1. A decir verdad los ‘Red devils’ no sufrieron demasiado en defensa tras la expulsión, Varane se hizo un valladar en el centro de la defensa.

Pero cuando empiezas a perder tiempo desde demasiado temprano y fías tu suerte al desacierto del rival, la fiesta se acaba arruinando. Ngamaelu fue el primero en avisar a los de Solsjkaer que esa noche no disfrutarían de ninguna fiesta en Suiza. Lo hizo anticipándose a Varane en un centro lateral que recorrió sin dueño buena parte del área inglesa.

Quedaban 25 minutos para el final y tras el empate el Young Boys vio que la fiesta podía ser suya y se lanzo a por la victoria, ante un rival que habia renunciado a todas sus armas ofensivas. Si, a todas, incluyendo a Cristiano Ronaldo y Bruno Fernandes sustituidos por Lingaard y Matic.

Y como era de prever, el inevitable 2-1 acabo llegando. Lo retraso De Gea con una gran parada a disparo de Lauper. Pero el meta español no pudo evitar lo inevitable cuando Siebatcheu se hizo con un mal pase hacia atrás de Lingaard. El delantero norteamericano tomo el regalo de Lingaard y batio a De Gea en su desesperada salida.

En definitiva victoria justa de un Young Boys que supo capitalizar la expulsión de Wan-Bissaka en el minuto 35.