Universitario venció a Independiente del Valle y sigue en carrera por la Copa Sudamericana

Foto: Universitario

En un partido tan intenso que hasta se lesionó el árbitro, la Universitario sacó un triunfazo y mantiene sus chances intactas de llegar al tercer puesto que le dé la clasificación a la Sudamericana.

Tan intenso se vivió el partido dentro de la cancha que hasta el árbitro se lesionó. Pero los jugadores, los 22 en el verde, no dieron un descanso. En especial Alberto Quintero, quien merece un texto aparte por el papel fundamental que jugó en la victoria por 3-2 de Universitario sobre Independiente del Valle.

El inicio no fue perfecto para los cremas. Temprano, a los 8’, el negriazul se ponía en ventaja con un disparo fuerte y preciso de Jhon Sánchez desde fuera del área. El remate llegó como una bala desde la esquina izquierda del área grande y fue imposible para el portero Carvallo, que solo pudo volar para la foto.

La U, decidido a no perder más tiempo, reaccionó rápido. Apenas 12 minutos más tarde, Aldo Corzo venció a su marca por la banda derecha y asistió al referente del área, Álex Valera. El peruano definió rasante al palo izquierdo del arquero Ramírez para celebrar su primer gol en la Copa.

En la segunda mitad, Universitario le devolvió el golpe a IDV y lo madrugó: a los 48’, apareció Quintero para hacer sufrir a la defensa, quitarse su marca y rematar fuerte al ras de piso. Esta vez, el guardameta respondió mejor, pero dejó el rebote suelto y Valera (siempre en el área) no perdonó y la mandó a guardar.

Independiente creció a partir del gol en contra. Adelantó sus líneas y arriesgó todo por la igualdad que no demoró en llegar. A los 59’, Christian Ortiz, tras un genial pase de Schunke que lo dejó frente al arquero, definió por encima de Carvallo. Los ecuatorianos empataban de nuevo el partido que creció en intensidad.

Entre idas y vueltas, despejes y contraataques, la U ganó un tiro libre del lado derecho de la cancha cerca al área rival. Una de las pocas armas que el equipo de Comizzo debía aprovechar era la pelota parada y no defraudaron. Centro de Quintero, pase de Corzo, cabezazo de Quina y a cobrar. Los merengues recuperaban la ventaja a los 72’.

Los minutos restantes transcurrieron entre aproximaciones de IDV y contraataques de Universitario. La figura de Alberto Quintero resplandeció sobre todos corriendo y ganando cada balón hasta el último minuto para sentenciar el partido y eliminar al conjunto ecuatoriano de la Copa.

Ahora, la U viaja a Brasil a visitar a Palmeiras por la hazaña de clasificar a la Sudamericana. Por su parte, Independiente del Valle debe sumar de visitante por primera vez en el torneo en Argentina contra Defensa y Justicia.