River Plate, impreciso atrás pero contundente adelante

River Plate
River terminó goleando a pesar de sus impresiciones. Foto: River Plate Oficial

River Plate goleó 4-1 a Newell’s Old Boys, que fue un “coloso” durante 60 minutos de juego, pero que no supo capitalizar esa superioridad.

El “Millonario” comenzó el partido con todo. Ya a los 4 minutos se puso en ventaja. Aprovechando el mal retroceso de la defensa rival, Julián Álvarez abrió perfectamente para Nicolás De La Cruz, que entró al área y remató cruzado al palo derecho de Alan Aguerre.

A pesar del gol tempranero, lo que parecía el inicio de un paseo para el conjunto visitante se revirtió rápidamente. Los dirigidos por Fernando Gamboa dominaron por casi todo el primer tiempo. A los 7’ de juego, Maximiliano Comba disparó cruzado hacia el poste izquierdo de Franco Armani, pero la pelota salió del campo de juego. Liderados por la inteligencia y experiencia de Ignacio Scocco, y aprovechando la enorme imprecisión de los pases rivales, Newell’s acorraló al equipo de Núñez.

La recompensa del empate llegó a los 35’, con un tiro desde fuera del área por parte del ex-River. Fue el octavo tanto que le convirtió al equipo a lo largo de toda su carrera. Los de Gallardo, por su parte, sólo tuvieron un cabezazo de Robert Rojas a los 43’ que tapó Aguerre.

El arranque del complemento mostró más de lo visto en la primera mitad. Los “leprosos” estaban decididos a encontrar la ventaja en el marcador, y los “millonarios” seguían errando mucho en los pases. A los 47 minutos de juego, una de estas equivocaciones cayó en los pies del capitán rojinegro, que entró al área pero remató afuera.

Sin embargo, a la hora de juego comenzó a revertirse la historia. Un centro del recién ingresado Benjamín Rollheiser fue mal despejado por la defensa local. Fabrizio Angileri tomó el rebote y apuntó al arco. Su mala ejecución se convirtió en  una perfecta asistencia para Álvarez, que entró al área y definió el 2-1.

Seis minutos después, Julián Fernández acarició el empate luego de un córner, pero la defensa rival despejó la pelota sobre la línea de gol. Luego de este intento, los rosarinos se desinflaron, y no pudieron meterse nuevamente en partido. A los 71’, River aprovechó esto para ponerse 3-1. Una excelente triangulación entre De La Cruz, Álvarez y Jorge Carrascal acabó en gol del colombiano, que entró imparable al área.

El Millonario terminó de definir todo apenas cinco minutos después. Agustín Palavecino recibió una pelota aérea, e inmediatamente la pasó a Álvarez, que entró velozmente al área de Aguerre y marcó su segundo gol personal, y el 4-1 final.

De esta forma, River Plate alcanzó el tercer puesto en la tabla de la Liga Profesional, como así también en la tabla anual, lo cual lo mete, por ahora, en la próxima Copa Libertadores. Pero Gallardo no debe quedarse tranquilo. Los errores de sus mediocampistas y defensores pudieron costarle caro. Afortunadamente para él, Newell’s no supo aprovechar la superioridad que tuvo durante la mayor parte del encuentro.