River Plate, a pesar de todo, sigue ganando

River Plate
River Plate, plagado de suplente, venció a Banfield por 1 a 0. Foto: Liga Profesional de Fútbol

Con muchas bajas entre seleccionados y lesionados, el puntero del fútbol argentino le ganó 1 a 0 a Banfield de visitante y pudo mantenerse en lo más alto. Una prueba difícil para el equipo de Gallardo.

Eran en total 10 las bajas en el primer equipo. Cinco jugadores por estar convocados a las distintas selecciones sudamericanas y otras 5 por variadas lesiones.

Con este panorama, River Plate salió a la cancha a defender la punta del campeonato. Con un mix entre juveniles y jugadores veteranos sin ritmo futbolístico, se midió ante un Banfield repleto de juveniles que quería ganarle sí o sí.

El partido se plateó muy dinámica de arranque. Tan veloz se jugaba, que era muy difícil imaginar una intensidad así a lo largo de los 90 minutos. Por eso lo mejor se vio en los primeros 45 minutos donde el visitante era rápido para meter las contras y Banfield no podía terminar de ingresar al área rival.

A los 3 minutos, la primera llegada del partido fue para River Plate. Rollheiser quedó solo frente al arquero rival pero no lo pudo superar. A los 9, Agustín Palavecino conectó un balón dentro del área y la pelota casi termina dentro de la red pero terminó siendo despejada por un defensor.

El gol llegó a los 17 minutos cuando Federico Girotti  llegó con el balón suelto dentro del área, eludió al arquero de gran manera y definió con potencia, aunque la pelota la termina metiendo  Gustavo Canto en contra.

Con el 1 a 0, River Plate se acomodó, frenó la intensidad y se dedicó a neutralizar al rival. Que después del cachetazo atacó más en busca de la igualdad.

A los 34 minutos. Urzi metió un hermoso tiro libre que Bologna, arquero del visitante, despejó al córner con una buena atajada.

Al descanso se fueron con el triunfo de la visita y la esperanza de ver un partido tan dinámico como el primero.

Pero no fue tan así. Los suplentes de River Plate se cansaron y ya no pudieron mantener ese gran ritmo y no pudo golpear más como lo había hecho en la etapa inicial. En Banfield ingresó Soñora quien aportó más juego pero sin profundidad.

A los 54 minutos, Juan Manuel Cruz tuvo el empate en sus pies, dentro del área chica,  pero no pudo vencer al uno riverplatense.

Luego de esto, Marcelo Gallardo realizó más cambios para ver si reaccionaba River. Mandó a la cancha a Carrascal quien pudo hacer un gol con un potente remate desde afuera del área que el arquero Altamirano tapó a los 70.

El marcador no sufrió modificaciones hasta el final porque Banfield no pudo llegar más al arco rival. River Plate plantó un interesante bloque defensivo que le permitió mantener el score y, por ende, la punta del campeonato.

Gracias a un autogol de Canto, River Plate superó por la mínima diferencia a Banfield, en condición de visita. Ahora, con 33 puntos, le sacó cuatro de ventaja a Talleres, que juega este domingo contra Colón de Santa Fe.

La próxima fecha, el conjunto de Nuñez recibirá a San Lorenzo con el regreso de los seleccionados. Mientras que Banfield jugará su clásico barrial con Lanús.