Real Madrid, supercampeón de España (0-2)

Fuente: @rfef

Dos goles de Modric y Benzema, este desde el punto de penalti, han dado la Supercopa de España al Real Madrid después de vencer en la final al Athletic Club. Final, y torneo en general, mediocre en el que se ha impuesto la plantilla de mayor jerarquía actual

De entrada lo esperable en ambas pizarras. En el bando madridista Lucas Vázquez y Rodrygo entraron por los indisponibles Carvajal y Asensio. En su rival en esta final, el Athletic Club, jugaron de inicio los mismos once que en la semifinal siendo los encargados de llevar el peso del ataque Iñaki Williams, Sancet e Iker Muniain.

En los planes de partido lo esperable también. Campo y balón para los de Ancelotti. Por su parte, el Athletic Club esperaba para atacar los espacios que dejara el Real Madrid. La posesión, aunque sin generar peligro real, fue del Real Madrid en todo momento. Oscilaba sobre el 65%-70% con una diferencia con respecto a lo que hizo el jueves el Atlético Madrid. Los jugadores de Ancelotti tuvieron muchas más paciencia, y sabiduría, para generar superioridades en todo el campo. Lo hizo gracias al trabajo de Modric y Kroos. Estas en algunos casos eran de 6 o 7 para 4. 

Aunque sin peligro real como decíamos antes, el Real Madrid supo reducir casi a la mínima expresión las opciones de contragolpe bilbaínas. Con esto podía permitirse no volverse loco ya que el partido fue en casi todo momento unidireccional. En la primera media hora solo dos jugadas a balón parado llevaron emoción a las gradas. En ambas tuvo protagonismo Unai Simón. En la primera por una mala y excesivamente autoritaria salida. En la segunda por una buena respuesta a un cabezazo de Casemiro.

Parecía sentirse como el Athletic con este guion de partido. Incluso se mostro osado, saliendo de la cueva en algunos momentos. Rápidamente se lo hizo pagar el Real Madrid con el 0-1. Lo firmo Modric, pero todo el tramite administrativo del gol lo hizo Rodrygo sorteando toda camiseta rojiblanca que salió a su paso.

Este gol cambio el signo del partido. Ahora el Athletic Club tenia que cambiar de plan y el Real Madrid podría usufructuar los espacios. Antes de saber si esto seria así, llego la polémica. En el amanecer del segundo tiempo un disparo aparentemente inocuo de Benzema se topo con el brazo de un blando Yeray.

¿Fue penalti? ¿No lo fue?. Lo cierto es que Soto Grado, arbitro de la contienda, fue llamado a ver la jugada y decidió señalar el máximo castigo. Quien escribe no sabe si es penalti o no porque como ya dije hace tiempo que ya no se que es mano y que no.

Benzema, a pesar de que Unai Simón no le dio ninguna ventaja, cambio el penalti por gol poniendo el 0-2. A partir del 0-2 el Real Madrid se dedico a guardar la ropa esperando el pitido final ante un rival voluntarioso pero con poco tino ofensivo.

Los bilbaínos incluso desperdiciaron un penalti antes del final del partido, faltando dos minutos. Lo hizo Raúl García con un disparo al centro de la portería que despejo Courtois con sus piernas. El penalti supuso la expulsión de Eder Militao por evitar el 1-2 de Yuri.