“Quisiera un representante de Beto Da Silva en mi vida”

Beto Da Silva
La increíble historia de Beto Da Silva. Foto: Universidad César Vallejo.

El Beto Da Silva jugará en Primera División después de un mal año en Alianza Lima. Todo el mérito para su representante.

Al parecer, aquella promesa del fútbol peruano se esfumó en el 2016, después de demostrar un sinfín de habilidades y técnicas individuales acompañadas de varios goles vistiendo la camiseta celeste durante los años 2014-2015. Pues sí, así parece y así es, ya que es lo mejor que pudo demostrar Da Silva en todos sus años de carrera, luego de los 8 clubes donde estuvo presente, esto sin contar lo que le espera este año, ya que su manager ha logrado que siga jugando en un club de primera división y participante de la próxima Libertadores de América, ¿cómo? Tampoco lo sabemos.

Desde el 2017 Beto Da Silva solo ha marcado 2 goles, una era con poca participación en el campo, seguido de una mala racha de lesiones, las cuales lo alejaron de una cancha de futbol, dándoles pase a los médicos. Tanto fue su desgaste físico que ni tuvo la oportunidad de debutar con Tigres (México) en el 2018. Luego de su cómoda estadía en tierras mexicanas, firmaría un contrato en España con Deportivo La Coruña, para saludar y despedir, ya que solo pudo estar presente en 9 partidos. Finalmente todos conocemos la historia del 2020, año donde Beto “jugaría” para la blaquiazul, sin embargo no pudo evitar el descenso y tan solo calentó la banca.

Todos quisiéramos saber el secreto del representante del delantero de 24 años, pues los videos de los sorprendentes amagues, control y destreza con el balón de hace más de 6 años son infinitos para él, además de ni mencionar el sueldo que lo ubica dentro de los futbolistas mejores pagados del torneo local. Este año, Beto Da Silva tiene una Libertadores después de que se acordara una cesión de préstamo por parte de Alianza Lima a la César Vallejo. Afirmo y confirmo nuevamente que a todos nos haría falta un representante como el de Beto, poder ganar dinero sin lograr absolutamente nada. Un lujo.