Primer golpe para San Lorenzo

San Lorenzo
San Lorenzo jugó mal y mereció la derrota. Foto: San Lorenzo Oficial

San Lorenzo cayó 2 a 0 en su visita a Colón y recibió la primera derrota con Diego Dabove. Pálida presentación azulgrana, que careció de ideas sin los Romero como titulares.

Duró poco el entusiasmo en Boedo. Porque a pesar de que la llegada de Diego Dabove generó ilusión y el equipo arrancó con una victoria, San Lorenzo dejó mucho que desear frente a Colón y perdió. El entrenador tomó de manera temprana una cuestionada decisión: Dejar afuera de los titulares a los hermanos Óscar y Ángel Romero, dos figuras del Ciclón.

Esa determinación, como casi todas, posiblemente iba a ser evaluada según los resultados. En esta derrota, el Cuervo tuvo una función muy deslucida y la ausencia de los talentosos paraguayos se hizo sentir.

Tras una primera etapa que tuvo poco para ofrecer, en la segunda mitad la imagen de San Lorenzo fue peor aún. Colón manejó la pelota y pisó más el área rival. La visita no coordinó en ninguna jugada y mientras los minutos corrían, cualquiera podía esperar que alguno de los gemelos ingresara. Pero Dabove no hizo modificación alguna hasta que el marcador cambió.

Mientras el DT visitante no hizo cambios, Eduardo Domínguez sí metió variantes para el anfitrión. Entraron Facundo Farías y Alexis Castro, que al poco tiempo dejó su huella en el partido. El volante cumplió con la “ley del ex” y estampó el 1-0. Tras el gol recibido, Dabove movió fichas y ahí sí mandó a la cancha a Ángel Romero, primero, y más tarde a Óscar.

También ingresaron Franco Troyansky y Alexander Díaz. El entrenador jugó todas las cartas cuando no quedaba otra alternativa. La derrota puso en aprietos a un San Lorenzo hasta entonces dormido.

En sus pocos minutos dentro del campo, ambos Romero le dieron otra cara a un equipo que hasta ese momento no se acercaba al arco de Burián. Pero Colón fue cuidadoso y le cerró los accesos a un desesperado visitante.

Sobre el final, para colmo, el Cuervo recibió otro golpe más producto de un error propio. Un pase equivocado de Fernando Monetti fue aprovechado por Tomás Sandoval, que convirtió con el arco despejado.

Fue una noche para el olvido de San Lorenzo. Jugó mal y la falta de sus dos figuras en cancha como titulares amargó aún más. La extraña decisión del entrenador por prescindir de dos jugadores con tanto talento no tuvo un buen efecto y el Ciclón se marchó derrotado de Santa Fe.