Mónica Vergara, la nueva etapa de la selección mexicana femenil

Foto: miseleccion.mx

Vergara se convirtió en la primera mujer en dirigir a la selección de México femenil en los últimos 50 años.

El pasado jueves 28 de enero concluyó la primera concentración de la Selección Mexicana Femenil de este año, la primera después de casi doce meses sin trabajo. Con ello, inició de manera formal el ciclo de Mónica Vergara, primera mujer en hacerse cargo del equipo tricolor después de 50 años.  

Como futbolista representó a su país entre 1996 y 2011. Luego Mónica inició su carrera en el banquillo nacional como auxiliar de Leonardo Cuéllar, el mismo año de su retiro. Al estratega lo acompañó en mundiales, preolímpicos y Juegos Centroamericanos en diferentes categorías, pero fue en 2014 cuando recibió la confianza para hacerse cargo por sí sola de un representativo nacional.  

Desde 1996, Leonardo Cuéllar, Christopher Cuéllar y Roberto Medina alternaron el cargo de técnico en las distintas categorías femeniles, dejando el puesto exclusivamente en manos de los varones. Sin embargo, en 2014 el cambio llegó con Vergara, que se hizo cargo de la Sub-15 y con ella ganó medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing 2014.  

A partir de ahí, pasó de la Sub-15 a la Sub-17, con la cual cuatro años más tarde logró el subcampeonato en la Copa Mundial Sub-17 de Uruguay en 2018. Fue la primera vez que una mujer dirigió a un equipo mexicano en un mundial y la primera ocasión que una selección femenil, de cualquier categoría, superó los cuartos de final del certamen.  

Fue por esta trayectoria que la Federación Mexicana de Futbol eligió a Mónica como la idónea para suceder a Christopher Cuéllar al frente de la Selección Femenil mayor. El nombramiento se confirmó el pasado 19 de enero, y apenas una semana después, la estratega realizó su primera convocatoria del año, en la cual incluyó a jugadoras de la Liga MX y de universidades en Estados Unidos.  

Fue la primera concentración del Tri femenil desde su participación en la Copa Chipre en marzo de 2020. Los entrenamientos concluyeron el 28 de enero después de cuatro días de trabajo. La Selección Femenil se reunirá nuevamente durante la Fecha FIFA de febrero, con lo que Mónica Vergara buscará darle al trabajo del grupo la continuidad de la que ha carecido en, al menos, los últimos 50 años.