Marco Rose y los suyos empiezan con buen pie (1-2)

27.08.2021, xmeix, 1.Fussball Bundesliga, Borussia Dortmund - TSG 1899 Hoffenheim, emspor. v.l.n.r, Dortmunds Trainer Marco Rose (Borussia Dortmund) (DFL DFB REGULATIONS PROHIBIT ANY USE OF PHOTOGRAPHS as IMAGE SEQUENCES and or QUASI-VIDEO) emspor Dortmund ***

Los de Marco Rose consiguen sus primeros tres puntos en esta edición 2021/22 de la Champions League. El conjunto alemán no se dejo sobrepasar por el Besiktas Arena, pero sufrió hasta el último momento

El Besiktas salió a quitarle la pelota a un Dortmund que siempre se siente cómodo con ella. En los primeros 20 minuto lo consiguió con un brillante Pjanic que desde el primer momento demostró ser esencial en la construcción de juego. Se observó en varios pases largos entre líneas en busca de los delanteros.

Sin embargo, en el 19 Dahoud vio abierto a Meunier y este recibió un balón llovido que de primeras se lo puso a Bellingham para hacer el 0-1. El Borussia Dortmund desde que asumió en los primeros instantes que no iba a ser el poseedor de la pelota decidió atacar los espacios en pocos toques. Lo hizo sobre todo por fuera y surtió efecto.

A partir del gol hasta el descanso los de Rose recuperaron la posesión y se sintieron más cómodos por momentos en especial Jude Bellingham que era un goteo constante de calidad. Lo cual desembocó en el segundo gol. En un saque de banda muy cerca de la portería local el inglés recibió y con a tan solo un toque se libró de Wellington para cedérsela a Haaland. El noruego, libre en el área pequeña que solo tuvo que empujarla. El primer tanto fue un durísimo golpe anímico para los locales, lo cual supieron aprovechar los visitantes.

En el descanso Marco Rose aprovecho para sustituir Brandt por Witsel. El segundo tiempo no comenzó con el mismo ritmo que el primero. El Borussia Dortmund seguía siendo el dueño del partido. Con la entrada de Witsel pasaron a jugar en un esquema un poco mas conservador, Malen se desplazó a la banda izquierda, mientras que Dahoud y Witsel en el centro del campo para formar un bloque tremendamente sólido.

En el 70 aprovecho el técnico visitante para hacer un triple cambio. Se retiraron Bellingham -que pudo haberse despedido con otro gol- Hummels y Malen para que entrasen Wolf, Pongrasic y Moukoko. Este triple cambio se hizo pensando en futuros partidos. Además no se descuido este ya que los jóvenes fueron el soplo de aire fresco que necesitaban para que el partido no se les escapase. De hecho, Knauff pudo haberse estrenado como goleador pero fallo a portería vacía.

Al final ganó el favorito. Eso sí, sufriendo hasta el final por un gol en el añadido a balón parado rematado por Montero. Los tres puntos se los llevan pero sufrieron de forma innecesaria desperdiciando varias ocasiones lo cual es un aspecto a mejorar lo antes posible.