Maradona, un amor para toda la eternidad

Maradona
Diego MAradona y Boca. Un amor incondicional. Foto: Boca Juniors Oficial.

Cómo no ser conscientes de esta fecha tan transcendental en la historia de uno de los clubes más importantes del mundo que se encuentra vinculado a, ni más ni menos, que el mejor jugador de todos los tiempos: Diego Armando Maradona y Boca Juniors.

 Nos remontamos al año 1981, más precisamente al 22 de febrero, un día tan icónico en la historia del fútbol argentino y de todo el pueblo Xeneize, en aquella fecha se enfrentaban Boca Juniors ante Talleres por el Torneo Metropolitano, que más tarde terminaría consagrándose como campeón de dicha competencia el equipo del Astro argentino acompañado de Roberto Mouzo, Miguel Brindisi, entre otros.

 

El Pelusa, como era mencionado Maradona en aquellos tiempos, firmó un contrato con la institución de La Ribera dos días antes de su histórico debut. Un partido recordado por todos los simpatizantes de Boca, en el cual, el ídolo popular salió por primera vez al verde césped de una Bombonera que estaba repleta de hinchas para verlo a él, a la figura más preponderante en la historia de este deporte. En ese momento comenzó un amor que nunca terminará.

En la fecha número uno de aquel torneo doméstico argentino de Primera División, el equipo dirigido por Silvio Marzolini comenzó su tramo ante el equipo cordobés en condición de local y lo supo derrotar por una goleada 4 a 1 con dos goles de Diego Maradona. Esa temporada fue una de las mejores que protagonizó El Diego culminándola con un total de 28 partidos disputados, 17 goles y el título bajo su brazo, el único obtenido con la camiseta azul y oro.

Boca Juniors (50 pts) finalizó en la primera posición, consagrándose campeón a un punto de Ferrocarril Oeste (49 pts), y más relegados en la tabla de posiciones quedaron River Plate y Newell´s Old Boys de Rosario, ambos con 39 puntos. Por aquel entonces, las victorias contabilizaban solamente dos puntos y el Xeneize se jactó de 20 victorias, 10 empates y, apenas, 4 derrotas.

Se cumplen cuatro décadas de uno de los momentos más importantes de Diego Armando Maradona en el fútbol argentino, un amor que siempre seguirá latente por los pasillos de la histórica y emblemática Bombonera, ubicada en Brandsen 805, en el Barrio de La Boca. Como dijo El 10 en su partido homenaje: “Les pido que este amor no se acabe nunca”. Amén, Diego.