La gula de Haaland

Manchester City's Norwegian striker Erling Haaland gathers the ball after Manchester City's Portuguese defender Joao Cancelo scored the team's first goal during the English Premier League football match between Manchester City and Southampton at the Etihad Stadium in Manchester, north west England, on October 8, 2022. Getty Images

Erling Braut Haaland está convirtiendo en literales los tópicos periodísticos más usados para nombrar, comúnmente de manera metafórica, las hazañas de los futbolistas.

Precisamente, la fama de depredador que el noruego ha ido alimentando desde su ascenso en las categorías inferiores del Bryne y su eclosión en el Molde, de la mano de otro nueve ilustre como Ole Gunnar Solskjær, no está sustentada en su voracidad goleadora, sino que encuentra su esencia en algo mucho más profundo, los hábitos.

En este sentido, es el documental ‘Haaland: The Big Decision’ el que nos muestra cómo su dieta de 6.000 calorías diarias cobra un papel preponderante para sacar el máximo provecho al metro noventa y cuatro de un Haaland portentoso en cada arrancada e infranqueable en cualquier disputa, ya sea terrestre o aérea.

En la pieza audiovisual, el ariete, que antes de cumplirse los dos meses de competición oficial ya ha alcanzado los 20 goles con el Manchester City, se refería a su alimentación, al mismo tiempo que mostraba las piezas de corazón e hígado de ternera de las que su carnicero le provee.

La gente no come esto, pero estoy muy comprometido con el cuidado de mi cuerpo. Creo que nutrirse de comida de calidad, tan local como sea posible, es lo más importante.

Se suele decir que el consumo de carne es perjudicial, pero, ¿Qué carne?, ¿la carne de McDonald’s?, ¿o la de una auténtica vaca que pasta en el campo? Yo como el corazón y el hígado”, expresó Haaland en el rodaje del documental, grabado antes de su fichaje por el Manchester City.

Otras predilecciones del delantero son las pizzas de los locales de kebab y la lasaña que le prepara su padre, Alfie, en su día también jugador Skyblue, además de un buen buffet libre, como lo detalla en tono de broma Erase Steenslid, su preparador físico en el Borussia Dortmund.

Siempre estaba lo más cercano posible a la barra del buffet y su plato era literalmente una montaña de comida”, rememora Steenslid sobre un Håland que también acostumbra echar mano de un método de filtración de agua y de baños de hielo.

En fin, Guardiola ya no podrá quejarse de falta de gol, esa tan recurrente en sus eliminaciones de Champions League, que tienen su último episodio trágico en las semifinales del curso pasado ante el Real Madrid. Y es que Erling Braut Håland es un megalodón, un espécimen prehistórico y fuera de toda lógica que sacia el hambre Citizen en cada mordisco… dentro y fuera del campo.