Jóvenes estadounidenses de 22 años de edad que brillarán en Europa

Imagen: AP Photo/Mark Zaleski

Ambos dejaron el país de las oportunidades, y partieron muy lejos de casa.

A Reggie Cannon la MLS le sirvió de trampolín, para ir tras un nuevo respiro de aires con destino final Porto, Portugal y así añadirse a las filas del Boavista de la primera división. El lateral derecho, de esa manera, da su gran salto al fútbol luso. Equipo en el que será compañero del colombiano Sebastián Pérez, quien dejará a Boca Juniors por un tiempo, arribando este martes. Para incorporarse a la escuadra en calidad de préstamo por un año con opción de compra. Estados Unidos está demostrando cada vez más que aquí si hay talento para exportar. En el partido contra Jamaica en la “Copa Oro” pasada, se ganó el puesto en el once inicial de Gregg Berhalter en ese tiempo, volviéndose un defensor en el que se podía contar. También consiguió un puesto regular con el FC Dallas. En la temporada pasada el Boavista finalizó en la casilla numero 12 de la Primera Liga.

Mientras que a Weston McKennie, otra joven promesa y compañero en la selección de las barras y las estrellas de Cannon. Ha acaparado las primeras planas en las noticas. Al convertirse en el primer estadounidense en jugar para la “Juve”. No es poco inusual, que americanos hayan firmado con grandes equipos, ya que Christian Pulisic se unió al Chelsea y Gio Reyna al Borussia Dortmund.  McKennie es otro de los jóvenes talentosos, habilidoso, además de ser polifuncional. Ya está en Turín con la “Vecchia Signora” y los campeones de Italia en calidad de préstamo hasta junio del próximo año. Llega procedente del Schalke, equipo el que jugó en la Bundesliga durante tres temporadas, donde hizo 91 apariciones, y anotó cinco goles. En su paso por Alemania, demostró su versatilidad y lo valioso que es tenerlo. Jugando múltiples posiciones, en el medio campo, de central, defensa y delantero. Sus atributos son su capacidad defensiva y capacidad para recuperar balones, además de su habilidad para pasarlos. Le permiten dictar el flujo del juego y empujar el balón hacia adelante desde posiciones profundas. El 12 de octubre del año pasado será inolvidable para el, ya que anotó el “triplete” mas rápido en la historia de Estados Unidos, en trece minutos contra Cuba.  También en la edición pasada de la “Copa Oro” el joven tejano ayudo a sus compañeros a barrer. ¿Cómo les ira a los dos por el continente europeo?