Italia es campeona de Europa 1(3)-1(2)

uefa.com

Italia campeona al vencer a Inglaterra en Wembley, y levantar así su segunda Eurocopa en la historia. La ‘Azurra’ vino de atrás para empatar un gol tempranero y forzar los penales, donde Donnarumma fue el héroe.

Mancini arrancó sin sorpresas, con su once esperado. Lo mejor que tenía disponible al no contar con Spinazzola, recién operado. Southgate, por su parte, apostó por la línea de tres centrales, con dos carrileros para atacar los laterales italianos, su debilidad más evidente. Una apuesta que dio resultado apenas al minuto dos. Shaw hizo un golazo llegando al segundo palo para rematar un pase preciso de Trippier. De carrilero a carrilero. El jugador del United tomó el balón a botepronto y la puso pegada al palo, nada que hacer para Donnarumma. Destacado movimiento de Kane en la jugada para atraer la marca de toda la defensa permitiendo que su compañero llegara libre.

El partido se ponía cuesta arriba para Italia. E Inglaterra no bajaba la intensidad inicial. Durante los primeros 15 minutos el partido fue todo de los británicos, haciendo daño por las bandas. Los ‘azzurri’, confundidos, no lograban detener a un rival que generaba peligro cada que tenía el balón. Southgate le había ganado en la pizarra a Mancini.

Los ingleses cambiaron la intención con balón. En lugar de ir a atacar trataban de provocar que Italia saliera ansiosa a presionar y dejara espacios. Espacios bien aprovechados por Kane que recibía lejos de los centrales, jugando con mucha libertad. Pero poco a poco el equipo italiano controló el balón, y con ello vino la calma. Posesiones más largas pero sin lograr avanzar ante dos líneas inglesas bien paradas en su propio campo. Un disparo de Chiesa al 34’ fue lo más peligroso de la ‘azzurra’ en la primera parte.

El segundo tiempo inició como terminó el anterior. Italia tenía el balón pero sin preocupar a Pickford más allá de un tiro libre de Insigne que se iba por encima. Mancini decidió que no había razón para esperar más para hacer los cambios. Cristante y Berardi ocuparon el lugar de Barella e Immobile.

Sin embargo, Chiesa era el único que preocupaba a los ‘three lions’, y lo hacía solo. Al 61’ fue avanzando dentro del área hasta que encontró espacio para disparar, pero Pickford estaba atento y tapó bien abajo. Pero Federico tenía entre ceja y ceja ganar la Eurocopa y volvió a intentarlo. Ahora terminó su jugada individual con un gran centro que terminó en tiro de esquina. El cobro lo hizo Berardi, peinó Cristante, Verratti remató al palo y Bonucci se encontró la pelota casi en la línea para solo empujarla. 1-1 y empezaba un partido nuevo.

Con el gol la ‘azzurra’ se animó y empezó ser mejor que Inglaterra. El centro del campo italiano controlaba el balón y encontraba espacios con los de Southgate intentando ir hacia adelante. Insigne, Chiesa o Berardi se acercaban a los mediocampistas para recibir entre líneas y liberar de la presión a Verratti y Jorginho. Parecía que Italia lo liquidaría, pero no lograban tener jugadas claras. Y la que tuvieron la falló Berardi.

Chiesa tuvo que salir de cambio por una lesión y, aunque los de Mancini seguían teniendo el balón no lograron crear peligro sin su mejor jugador. Se acabaron los 90’. Esta Euro2020 no podía terminar de otra manera que no fuera en tiempo extra. Fútbol gratis en la final. La prórroga fue dominada por Inglaterra, agrandando la imagen de Chiellini en cada jugada en la que el defensor de la Juventus participaba, así fuera cometiendo una falta cuando era necesario. Aunque no hubo ocasiones claras de gol, la tensión era evidente. Habría penales.

Bellotti falló el segundo intento de Italia. Inglaterra perdió la ventaja cuando Rashford estrelló su disparo en el poste en el tercer cobro. Donnarumma tapó el cuarto a Sancho quien, al igual que Rashford, había entrado en los últimos minutos del alargue con la misión -fallida- de anotar su penal. Donnarumma se creció y le tapó también a Saka el quinto y último tiro de la tanda.

Italia logró algo equivalente a un ‘Maracanazo’ al vencer a Inglaterra en Wembley. Mancini ha hecho maravillas con este equipo al que llegó hace tres años, cuando no clasificó a Rusia 2018, y hoy es campeón de Europa. ‘Football is coming Rome’