Eurocopa Sub-21: Alemania campeón (1-0)

Eurocopa - Alemania
Foto: @DFB_Team_EN en Twitter.

La selección alemana Sub-21 se proclamó campeona de la Eurocopa al vencer a Portugal (1-0). De este modo, consigue su tercer título en esta competición. Nmecha marcó el único gol del partido.

En su tercera final consecutiva, el equipo de Stefen Kuntz consiguió su tercer título europeo. Ganó por 1 a 0, en un partido en el que, en líneas generales, fue muy superior a Portugal. El gol que significó el título fue marcado por el delantero del Anderlecht de Bélgica, Lukas Nmecha, a los 49 minutos de juego.

El partido comenzó con una presión alta del seleccionado portugués que impedía la salida limpia a los alemanes. En esta fase del partido los portugueses dominaron, pero no gozaron de ninguna ocasión clara de gol. A medida que avanzaban los minutos, el encuentro se fue equilibrando y el centro del campo alemán, con unos magníficos Dorsh y Maier comenzó a imponerse. Fruto de este dominio, Wirtz disparó a puerta tras un robó de balón de Baku. El tiro lo desvió un defensa y el balón se estrelló en el larguero.

Poco después, un pase de Baku derivó en un remate de Nmecha y Diogo Costa realizó una gran parada para evitar la caída de su portería. Merecía el gol Alemania, pero este no llegaba. Y en el tiempo de descuento, Portugal tuvo su chance. Un contragolpe liderado por Vitinha fue muy mal resuelto cuando tenía todo para marcar. Así, llegó el descanso con el empate en cero. 

La segunda parte empezó con una presión alta alemana. Fruto de esta actitud, llegó un robo de balón de Dorsh que pasó a Baku, quien de suave pase al interior del área, dejó franco a Nmecha para anotar el gol que a la postre daría el título a los alemanes. Durante varios minutos, Alemania controló el partido, pero sin generar grandes ocasiones de gol.

Rui Jorge introdujo a Jota y a Conçeiçao en el ataque, y los portugueses empezaron a dominar el juego y a generar ocasiones de gol. Unas fueron detenidas por Dahmen y otras erradas. Por su parte, Kuntz introdujo a Ademeyi y Burkardt en lugar de Wirtz y Berisha. Y fue Ademeyi quien en dos jugadas pudo haber sentenciado la final. Los últimos minutos fueron de mayor control por parte del seleccionado alemán, quienes se llevaron el partido y el título de campeones de la Eurocopa Sub-21.