Escandalosa eliminación de Boca Juniors

Boca Juniors
El VAR se volvió a equivocar en contra de Boca Juniors. Foto: Libertadores Oficial

Otra vez el VAR fue protagonista y volvió a perjudicar a Boca Juniors. Esta vez fue en Brasil anulando un gol insólito que lo privó de pasar de ronda. Cayó 3 a 1 en los penales luego de igualar 0 a 0.

Del partido hay muy poco para hablar. Pero no por lo que ofrecieron los equipos dentro del campo de juego sino por lo que pasó en la oficina del VAR. Una vez más.

El encuentro mostró a un Boca que pudo controlar a Mineiro en el Mineirao. El conjunto de Russo pudo doblegar al rival y controló casi todo el partido. Sin un gran poder de fuego, contuvo al rival que, de entrada, salió con todo a buscar el gol que le daba la clasificación.

Sin imponer las condiciones en el juego, el visitante fue mejor que su rival. Sacando una jugada de riesgo por parte de Zaracho y otra de Hulk, al descanso se fueron sin goles y sin grandes emociones.

Todo se desfiguró en el minuto 62. Porque Weigandt convirtió un gol luego del rebote cedido por Everton y en medio de los festejos de los jugadores de Boca Juniors la película se repitió.

El VAR llamó al árbitro, y Ostojich se acerca a ver la jugada a la TV. Ahí se armó un tumulto entre los jugadores y colaboradores de ambos equipos. Tuvo que intervenir la policía para poder dejar al juez que revea la jugada.

Por una supuesta posición adelantada de González, el gol se anuló y todo cambió para siempre.

Con el empate se venían los penales. Ambos equipos, a partir del gol anulado, empezaron a  ver al empate como un resultado potable.

Tal es así que casi no hubo jugadas de riesgo.

Con el final del partido llegaron los penales.

Allí el conjunto brasileño se llevó la serie por 3 a 1. En el Mineiro convirtieron Nacho Fernández, Junior Alonso y Everton mientras que en Boca Juniors solo convirtió Marcos Rojo.

Entre festejos del local se dieron otros hechos vergonzosos en el vestuario del equipo de Russo. Peleas, piñas, gases lacrimógenos, piñas y mucho más hacia el plantel argentino que terminó en la comisaría a eso de las 2 de la mañana.

Con este escandaloso pase de ronda, Atlético Mineiro jugará con el ganador de Palmeiras y Cerro porteño por Cuartos de Final.

En tanto los Xeneizes tendrán que poner el foco en el torneo local pero sin olvidar el papelón de lo ocurrido en el Mineirao. Pero claramente se retiró del estadio perjudicado.