El sueño mundialista inicia con buen pie

El sueño mundialista inicia con buen pie
(Foto: FEDEFUT_GUATE)

El sueño mundialista inicia con buen pie. La selección de Guatemala puede terminar esta fecha FIFA satisfecha de las dos victorias frente a Cuba y frente a Islas Vírgenes Británicas, que la posicionan en 2do lugar de su grupo, por detrás de Curazao.

Aunque pudieron obtenerse resultados más abultados que les adjudicara el liderato, el combinado nacional consiguió los objetivos que se marcó para estas dos primeras fechas de la Clasificación a Qatar 2022.

En el primer encuentro del combinado nacional el partido se mantuvo con pocas ocasiones claras a pesar del dominio guatemalteco encima de la selección de Cuba. El primer tiempo mostró un juego de mucha pelea en el medio del campo sin grandes ocasiones ofensivas para ninguno de los dos, pero si con un mayor dominio del balón para Guatemala. Fue hasta el gol que Luis Martínez obtuvo tras quedar colocado frente a frente con el arquero, que al fin pudieron romper con la línea defensiva cubana. Con el ingreso de Marvin Ceballos y José Contreras las jugadas ofensivas incrementaron en cantidad y en riesgo, pero no llegaron a materializar un segundo gol que les diera mayor comodidad.

El sábado, la selección se enfrentó a Islas Vírgenes Británicas en territorio de Curazao debido a las medidas de contención de la pandemia. El partido inicio cómodo para la selección con la anotación del delantero centro Lom al minuto 14. Antes del final del primer tiempo el defensor Moisés Hernández colocó el segundo a favor de la bicolor. El ímpetu en ataque disminuyó en la segunda parte, pero Robin Betancourth consiguió anotar el tercero definitivo a favor de la selección chapina.

La selección caribeña dirigida por el experimentado entrenador neerlandés Guus Hiddink se ha alzado de forma esperada como el principal rival a vencer en el grupo, siendo el próximo partido en que se enfrenten el que definirá quién avanza a la próxima fase de la clasificación mundialista. Curazao consiguió derrotar a Cuba por 2 a 1 jugando en suelo guatemalteco y adelantándose en el liderato solamente por goles de diferencia.