El Submarino Amarillo se hundió en la última jornada

Submarino Amarillo - Villarreal - Gerard Moreno
Foto: Getty Images.

Crónica de una liga de altibajos, en la cual finalmente no consiguió el objetivo: clasificar a competiciones europeas. La final de la Europa League ante el Manchester United, terminará por definir la temporada del ‘Submarino Amarillo’.

El equipo de Unai Emery finalizó la temporada en LaLiga. Recordemos que todavía les queda por jugar la gran final de Europa League frente al Manchester United, y es que los amarillos pueden meterse en Champions o quedarse en Conference League. Todo o nada. 

La temporada comenzó complicada, pero poco a poco el entrenador fue dando en la tecla, sobre todo gracias a tres jugadores claves: Pau Torres, Dani Parejo y Gerard Moreno

El central fue una pieza importante en defensa, aunque casi siempre haciendo de centrocampista sacando el balón. Dani Parejo fue de menos a más. Llegó con polémica y con muchas esperanzas puestas en él, y aunque al principio le costó (debido al nivel general del equipo) finalmente fue el timón del club.

Por último, Gerard Moreno. ¿Qué les voy a contar que no sepan de Gerard? El delantero anotó 23 goles y 7 asistencias en 32 encuentros, solamente por detrás de Leo Messi, en el año en que el catalán se convirtió en el máximo goleador de la historia del club, por delante de Forlán y Rossi. 

Varias son las noticias positivas que surgieron a lo largo de la campaña. Entre ellas Yeremy Pino, Capoue y Juan Foyth. El canterano fue un gran descubrimiento y una gran garantía para los próximos años, y fue llamado para disputar el europeo sub-21. Étienne Capoue llegó como sustituto de Anguissa y realmente cumplió con creces. Por último, el argentino Foyth fue espectacular. Hizo una campaña tremenda, jugando en varias posiciones (central, lateral y mediocampista) y cumpliendo en cada una de ellas. Recordemos que llegó cedido desde el Tottenham, y el Villarreal ya trabaja para retenerle como mínimo una temporada más.  

En general, los encuentros del Submarino Amarillo no fueron malos. Tuvo partidos con gran control de balón y mucho ataque. El único equipo invicto este año en liga frente al Villarreal es el FC Barcelona de Koeman. Pero el gran “debe” del equipo llegó en defensa. A los de Unai Emery se les escaparon partidos que tenían en sus manos, lo que generó la pérdida de muchos puntos importantes.  

Aun así, no quedar entre los seis primeros puede ser considerado un fracaso por parte de muchos, y más teniendo en cuenta de que la temporada anterior fueron quintos bajo las ordenes de Javi Calleja. 

Ahora, la atención recae por completo en el partido del miércoles 26 de mayo frente al Manchester United. Todo o nada.