El Stuttgart acaba rescatando un punto (2-2)

Fuente: @borussia_es

El partido celebrado este sábado en el Mercedes Benz Arena y que enfrentó al Stuttgart y al Mönchengladbach acabó con un empate a dos entre ambos conjuntos

Fue un partido muy igualado. “Los rojos” tenían en su mano, si ganaban, igualar sus puntos con su rival de hoy. Una primera parte igualada y con los de Matarazzo con algo más de iniciativa, ha acabado con un penalti favorable al equipo visitante.

Un derribo de Sosa a Lainer provocó que el colegiado del partido pitara la pena máxima. Rondaba el minuto 35 cuando Stindl no perdonaba desde los 11 metros y abría el marcador del partido. En la segunda mitad, el Stuttgart puso las tablas en el marcador gracias a un gran gol de Nicolás Iván González cuando el luminoso marcaba el minuto 58.
No mucho más tarde se volvió a adelantar el M´gladbach de la mano de Denis Zakaria. Gracias a su velocidad, consiguió sacarle unos cuantos metros al defensor del Stuttgart y quedarse solo contra el portero. El suizo no perdonó en el mano a mano y puso el 1-2 en el marcador. Después de que se cumplieran casi los cuatro minutos de añadido, un error garrafal de la zaga de los potros, condenó al Gladbach justo antes del final del encuentro.
Kaladjic fue derribado por Bensebaini. El árbitro consideró que fue suficiente para pitar penalti. El Stuttgart gozó de una última oportunidad de rescatar al menos un punto. Así lo hizo. Silas Wamangituka transformó la pena máxima y puso el definitivo 2-2 en el marcador.
Un empate que de poco sirve para Stuttgart y Mönchengladbach. Ambos venían con la mente puesta en los tres puntos para engancharse a los puestos de arriba.