El salvadoreño Erick Rivera busca el sueño boliviano

El delantero cuscatleco se plantea volver con goles a la liga boliviana, que está en pausa, y tiene a la “Selecta” salvadoreña en su radar.

Credito: La Opinión de Bolivia

El espigado futbolista salvadoreño Erick Rivera fue noticia en la nación centroamericana cuando se confirmó su fichaje, en enero de este año, por el club Aurora de la primera división de Bolivia para el Apertura 2020. Llegó al Cono Sur, goleó y se ganó simpatías… hasta que llegó la pandemia.

Ahora, sobrellevando una cuarentena domiciliar preventiva por el coronavirus, entrenando por su cuenta y a la espera de que el balompié boliviano regrese a las canchas, el espigado jugador no pierde de vista sus objetivos inmediatos: seguir goleando con el Aurora y vestir la camiseta de la selección salvadoreña.

Rivera, ya en sus 30 años, sumó tres goles y seis asistencias en los 12 partidos que disputó, pero ya se siente adaptado a una liga que se caracteriza por jugarse en la altura. Cumplido el desafío, incluyendo un debut con gol ante el clásico rival Jorge Wilstermann, el ariete espera el retorno a la acción.

Antes de llegar a Bolivia, Rivera jugó en equipos salvadoreños de largo recorrido como el Firpo o Municipal Limeño y fue campeón en 2018 con el Santa Tecla, en donde compartió camerinos con el ahora entrenador del Wilstermann, el argentino Cristian Díaz.

Desde Cochabamba, donde permanece con su familia, el delantero salvadoreño Erick Rivera concedió una entrevista a Express Fútbol para repasar su presente y futuro en la liga boliviana.

Credito: La Opinión de Bolivia

P: ¿Cómo estás llevando la cuarentena por el coronavirus en Bolivia, en donde eres uno de los dos jugadores salvadoreños en esa nación?

R: Gracias a Dios se puede decir que ya se hizo costumbre para todos estar encerrados (por la cuarentena), pero trabajamos por vía Zoom, hasta que hace un mes (mayo) el presidente del club nos dejó libre de trabajos y ahora sigo entrenando por mi cuenta todos los días, incluso sábado y domingo, para estar activo, ya que el regreso es incierto, pero uno debe estar de la mejor manera en lo físico y mental.

 

¿Cómo está la situación del fútbol boliviano? ¿Qué les han dicho sobre un posible retorno a actividades?

Se maneja que volveremos en septiembre, que sea lo más pronto posible… Pero hay pequeños problemas, como dos equipos que están endeudados con los jugadores y los capitanes de cada club manejan que mientras no se les pague no comenzaremos. Por otra parte, se espera el permiso del Gobierno, se habla de jugar en una sola sede, podría ser Cochabamba o en el centro de Bolivia, y que los clubes estén concentrados en un solo hotel, porque el COVID-19 gracias a Dios no ha pegado fuerte en esta zona.

 

Imaginamos que hay cierta ansiedad por volver, además que estabas realizando un torneo interesante hasta que todo quedó en suspenso…

Sí, la ansiedad de volver te mata. Todos estamos desesperados por regresar, pero así también está el temor del contagio, ojalá que los protocolos (sanitarios) sean al 100 %… El problema psicológico también es otro aspecto, pero el jugador debe saber controlarse.

En lo personal, con un poco de molestia, porque uno está en sus mejores momentos, pero sucede este tipo de cosas (parón del fútbol), uno no se las espera. Pero con el tiempo, se entiende y se tiene la paciencia y más adelante puedo seguirlo haciendo (jugar).

 

Ya conoces la liga, entonces será más una cuestión de readaptación cuando vuelva el fútbol. ¿Motivado por seguirte mostrando en Bolivia?

Estoy positivo, a full, cuando esto vuelva sé que no estará ese aspecto de que vengo a una liga nueva… Jugué parte del torneo Apertura y ya conozco a los jugadores que me enfrento, eso implica mucha confianza.

 

¿Cómo evalúas tu rendimiento personal y lo realizado como colectivo en el club Aurora?

En lo personal, muy bien, sumar minutos ayuda mucho a fortalecer el rendimiento y táctica y físicamente me sentí bien. En lo colectivo, cuando llegué hubo muchos cambios, pero poco a poco fuimos mejorando y se armó un equipo base. Quizá no quedamos en el mejor puesto (están en el sótano), pero estamos a 10 puntos del primer lugar y con lo que queda se puede mejorar. Ganando dos o tres partidos nos metemos en esa pelea y nos enfocamos en eso.

Credito: La Opinión de Bolivia

La pandemia prácticamente pausó todo. Cuando llegaste a Bolivia hablaste de tu sueño de llegar a selección mayor. Imaginamos que eso sigue intacto…

Uno tiene sueños y uno de esos es vestir la Azul y representar a mi país, más ahora que estamos cerca de una eliminatoria y lo que eso significa para El Salvador. Yo he sumado minutos y espero seguirlo haciendo y seguir anotando, porque los delanteros de eso vivimos y eso habla de nosotros. Espero regresar fuerte y con ese mismo deseo de poder ser llamado.

 

La selección está en el mapa de CONCACAF en cuanto a las eliminatorias, es sexta en el ránking regional. ¿Cómo ves lo he hecho por El Salvador hasta ahora?

Muy bueno. Las estadísticas lo dicen todo. Desde que llegó (el entrenador mexicano Carlos) De los Cobos se han manejado bien, tiene buen número de partidos ganados y estamos donde estamos por el trabajo y esfuerzo de los jugadores. He tenido la dicha de ser compañero de la mayoría de seleccionados en mis equipos pasados… La selección ha hecho cosas grandes y con seguridad puedo decir que, si todo se da bien, podemos salir victoriosos en eliminatorias e ir a Catar.

 

Volvamos a Bolivia. ¿Cuál ha sido el gol y el partido que más has disfrutado en ese país?

El partido más importante fue el clásico de Cochabamba (a finales de enero, triunfo 2-1), contra (Jorge) Wilstermann, por muchas cosas. Eran el equipo campeón y el club tenía más de dos años de no ganar el clásico, además que marqué mi primer gol y aparte pude ganarme a la afición, en el segundo gol me salió una buena jugada y pudimos ganarlo. Me quedo con ese partido.

Ese gol ha sido mi favorito, igualmente con el que debuté en lo profesional, en ‘Concachampions’, donde ganamos con Firpo 2-1 a un equipo hondureño (Victoria, en la campaña 2013-14). Son los dos goles que siempre voy a recordar.

 

¿Por cuánto tiempo más estás vinculado a Aurora?

Se manejó que se extendió mi contrato hasta diciembre de 2021, mi primer contrato era hasta diciembre de este año. Respecto a los torneos que jugaré acá, aún no se sabe si retomaremos este Apertura en un mes y luego jugar el Clausura (el resto de 2019). Lo que sí es cierto es que el ascenso y descenso quedó anulado hasta el otro año.

 

Por lo que has conocido de Bolivia, ¿cuál es el lugar o platillo típico que más te ha gustado?

De Cochabamba he podido conocer la mayoría de lugares, hay otros que por el tiempo, los entrenos, no me quedó la posibilidad. También estoy pendiente de ir al (monumento) Cristo de la Concordia, uno de los más grandes de Sudamérica. Quedamos pendientes con mi familia, con el deseo de ir. Con la comida, me quedo con la cerdeña, que es lo que más me ha gustado, es como un pastel relleno de carne (de res) o pollo, con la salsa adentro, es riquísimo.

 

Artículo anteriorMauricio Isla se refirió a la posibilidad de jugar en Boca
Artículo siguienteMilan, la lista de Rangnick
Editor de Edición de Centroamérica. Periodista desde 2011. Fue redactor multimedia de EL GRÁFICO y La Prensa Gráfica Deportes, dos medios de referencia deportivos en El Salvador y Centroamérica. También colaboró en el sitio web ElSalvadorFC.com. Posee experiencia en cobertura de la Liga Mayor de Fútbol de El Salvador, Copa El Salvador, partidos de las selecciones salvadoreñas en sus distintas modalidades y la Liga CONCACAF. Ha realizado diversos reportajes escritos sobre el deporte salvadoreño, sus atletas y las diferentes disciplinas que se practican en el país. También ha sido panelista invitado en programas televisivos y radiales especializados en deporte. Además, ha escrito sobre temáticas internacionales para Diario El Mundo de El Salvador y también escribió diversos temas de interés nacional en el sitio de noticias Diario1.com.