El rey de copas: Arturo Vidal agiganta su palmarés

Foto: Serie A

Tras la consagración del Inter en Italia, el King llegó a su título número 21 y alcanzó a Claudio Bravo como el chileno con más trofeos en su carrera profesional.

Arturo Vidal no para de ganar ligas a lo largo de su carrera y con el Scudetto obtenido por el Inter de Milán este fin de semana, el chileno se coronó por vigesimoprimera vez como campeón liguero. Una relación que comenzó cuando el “Rey” vestía la camiseta de Colo Colo, equipo donde debutó como profesional. Con la camiseta de los albos, Vidal fue tricampeón, siendo importante y clave en todas las consagraciones del equipo chileno.

Su siguiente campeonato lo conquistó apenas cuando llegó a tierras italianas, lugar donde solo ha sabido de triunfos. En la temporada 2011, el volante nacional llegó como figura a la Juventus tras un importante paso por el Bayer Leverkusen, donde a pesar de no sumar trofeos, su gran rendimiento bastó para llamar la atención del gigante de Italia. Con la Vecchia Signora, el oriundo de San Joaquín, ganó 4 veces consecutivas el Calcio Italiano, lo que lo terminó llevando a un nivel más competitivo. Su próximo destino fue Alemania.

Ya en la Bundesliga y defendiendo al poderoso Bayern Múnich, “Celia Punk” como era apodado cuando joven, continuó con su gran rendimiento y en las tres temporadas que estuvo en los bávaros, cosechó un fantástico tricampeonato, siendo clave en la obtención de cada de uno de ellos. Luego de 3 años en el país germano, el destino le tenía a Arturo un nuevo desafío, Barcelona.

Con los culés, el seleccionado chileno tuvo que remar de atrás para hacerse un espacio en el equipo, donde finalmente terminó de convencer al entrenador, compañeros e hinchas, de que él estaba ahí para ganar. Tras una ardua lucha con el Real Madrid, los blaugranas conquistaron La Liga 2019-2020, teniendo a Vidal como protagonista en la recta final del certamen español.

Luego de un exitoso primer año con el Barcelona, el chileno fue participe estelar de una segunda temporada que estuvo llena de irregularidades para el cuadro catalán. Derrotas históricas, eliminaciones dolorosas, sumado al título de liga que se les escapó en el final y que terminó adjudicándose el Real Madrid. Luego de eso, al ganador de 2 copas América, le comunicaron que no iba a seguir por lo que su futuro estaba donde todo inició, en Italia.

Con harta expectación, Arturo Vidal fue presentado como nuevo jugador del Inter de Milán, equipo que solo tenía un objetivo para esta temporada, el ser campeón de liga y quebrar la racha de los nueve torneos ganados por la Juventus.

Con los nerazurros, el 8 de La Roja retomó la confianza tras el último año, sin embargo, algunas lesiones lo dejaron perder terreno en el equipo titular. Pese a eso, Vidal fue importante para la reciente conquista del equipo lombardo, que no ganaba la Serie A desde el año 2010.

Una cantidad de títulos que refleja lo que ha sido la carrera del formado en Colo Colo. Mucho éxito y sacrificio para llegar a ser el jugador nacional con más ligas en la historia, igualando a Claudio Bravo. Seguramente aún no hemos visto el final de todo esto, la única certeza que hay, es que Arturo Vidal nació para ganar.