El Messi más apocalíptico manda un mensaje optimista

TOPSHOT - ALTERNATIVE CROP - Argentina's forward #10 Lionel Messi reacts during the Qatar 2022 World Cup Group C football match between Argentina and Saudi Arabia at the Lusail Stadium in Lusail, north of Doha on November 22, 2022. (Photo by Antonin THUILLIER / AFP)

Estas son las declaraciones de Lionel Messi al termino del histórico batacazo sufrido por la selección de Argentina ante Arabia Saudí. Destacamos sus elocuentes palabras destacando el estado de animo del colectivo argentino tras el debut en Qatar. Además del mensaje optimista que manda a todos los argentinos

Fue muy elocuente el crack del PSG a la hora de describir como es el ambiente dentro del vestuario: “La verdad es que muerto, porque es un golpe muy duro, porque no esperábamos arrancar de esta manera. Confiábamos en arrancar bien, poder ganar y eso te da tranquilidad. Pero este grupo se destaca por la unión, por la fortaleza. Es el momento de estar más unidos que nunca y saber que tenemos que volver a la base, a nuestro funcionamiento para intentar ganar”.

También fue elocuente Lionel Messi recordando que aún la ‘Scaloneta’ no esta eliminada:  “De tranquilidad. Sabemos que es un golpe muy duro, una derrota que duele, pero tenemos que seguir confiando y que la gente confíe, que este grupo no le va a dejar tirado. Vamos a intentar ir a ganar a México”.

Resultados de fútbol en directo

Ya centrándose en el partido, el capitán argentino cree que el tempranero 1-0 para Argentina fue contraproducente: “El gol tan temprano nos hizo mal, nos hizo confundir. Sabíamos que podía pasar en el primer partido, no jugar de la mejor manera como lo veníamos haciendo y nos pasó eso, no encontramos el funcionamiento, el juego que venimos demostrando desde hace mucho tiempo. A medida que iba pasando el partido, los minutos… y cuando te pones con el resultado en contra, se hace más difícil”.

Por último, el ‘crack’ argentino se mostro muy autocritico con el equipo: “Tuvimos las situaciones de los goles anulados. En ese momento creíamos que íbamos a tener muchas situaciones. Caímos en el error de acelerarnos, de jugar de una, no mover la pelota de un lado a otro. Sabíamos que ellos tiraban la línea alta y por ahí nos enredamos un poquito. Y después nos pusimos 1-2 abajo. Y ya nos empezamos a desordenar, a jugar a la desesperada”.