El Bayern logra el segundo sextete de la historia (1-0)

Fuente: @FCBayernEN

El Bayern Múnich se impuso 1-0 a los Tigres de la UANL en el Estadio Ciudad de la Educación de Doha y se coronó campeón del Mundial de Clubes.

Es el segundo título que el Bayern Múnich logra en esta competición bajo este formato. Esos dos logros sumados con el par de copas intercontinentales que tenía previamente, dan como resultado que el Bayern es campeón del mundo por cuarta vez en su historia. Pero como si fuera poco, este galardón representa el sexto título del conjunto alemán en la misma temporada. Hasta aquí solo el FC Barcelona de Guardiola había logrado un ´sextete´. 

En cuanto al partido, Tigres salió a hacer su juego con las posibilidades que tenía y adoptó una postura sumamente defensiva. Cuando tenían el balón, se vio fiel a su estilo de posesión y toque de balón característico. Pero esta no es la Liga MX y no pudieron marear al campeón de Europa. Sin embargo, el Bayern lo afrontó como un juego de liga normal, atacando y aproximándose al área rival.

En los primeros 45 minutos hubo un par ocasiones de peligro para los alemanes, ambas provenientes de desatenciones de Tigres. La primera fue un disparo de Joshua Kimmich tras un mal despeje de Aquino, que logró entrar a la portería porque Robert Lewandowski lo desvió, pero se encontraba en fuera de juego. Además, el delantero polaco molestaba la visión del meta de Tigres. Fue un fuera de juego que fue revisado por el video arbitraje. La segunda vino en un disparo de Leroy Sané que dio en la esquina del travesaño, después de que la defensa del equipo mexicano estaba mal parada en un córner.

Los dos cuadros saltaron a la cancha para la segunda mitad con la misma estrategia. El panorama del encuentro cambió en una pelota aérea en la que Nahuel Guzmán saltó, pero Robert Lewandowski le ganó en la acción (después se confirmó que en el desarrollo de la disputa hubo una mano no apreciada por Esteban Ostojich, ni por el VAR). El rebote le quedó a Benjamin Pavard para anotar con el arco abierto. El Bayern de Múnich se fue 1 a 0 arriba en el marcador a los 54 minutos, después de que el VAR corroborara que no hubo fuera de lugar en la jugada.

Tigres se echó para delante, pero de poco les sirvió. No generaron mucho, solo registraron un tiro a puerta en todo el partido. Se presintió que el conjunto alemán estaba más cerca de liquidarlo que ellos de empatarlo. Hubo un disparo de Corentin Tolisso que se le fue al portero argentino que dio en el poste y un casi autogol de Carlos Salcedo que casi sentencia el juego.

De todas maneras, el equipo de Tigres debería de estar orgulloso de su tarea. Limitaron al Bayern Múnich a un solo gol que quizá debió ser anulado. Defendieron muy bien, pero los condenó su nula capacidad ofensiva. A fin de cuentas, lograron un hecho sin precedentes y llegaron a una instancia que ningún equipo mexicano o de Concacaf había llegado antes. Terminaron siendo subcampeones del mundo. Por su parte, el Bayern Múnich logro el ansiado sextete con la consecución del Mundial de Clubes.

Fuente: @TigresOficial