El Bayern afirma su liderato y su mal juego (2-1)

Fuente: @FCBayern

El Bayern ha obtenido una victoria (2-1) frente al Freiburg que le sitúa más líder de la Bundesliga. No desplegó un juego brillante y dio muestras, una vez más, de la fragilidad defensiva ofrecida en los últimos partidos

Victoria sin mucho lustre del Bayern, conseguida más por la contundencia de su ataque que por un buen juego. Los de Flick, salvo alguna fase del partido, no han tenido ni el control del juego, ni han mostrado un juego ni brillante ni apabullante. Su ataque y los errores del Freiburg han sido claves en la victoria bávara.

Presentaba Flick una alineación titular, donde parece haber perdido su lugar Süle, consciente que tras los resultados de ayer, una victoria le serviría para alejarse de sus perseguidores. El partido no podía empezar peor para el Freiburg cuando a los tres minutos se lesionaba su jugador con más calidad en el centro del campo Baptiste Santamaria, siendo sustituido por Abrashi. Sin sensación de continuidad una buena jugada entre Gnabry y Müller, terminaba con un perfecto pase de este a Lewnadowski para que lograse su gol número veintiuno. Este gol le permitía a Robert superar el récord de Gerd Müller (1968/69) de marcar veinte goles en las quince jornadas de liga.

Con esta circunstancia parecía que el partido iba a ser fácil para el Bayern, pero tras el gol el equipo bajó el nivel. El Freiburg empezó a controlar el partido, si bien sin generar ninguna ocasión clara de gol. Estas cayeron del lado bávaro, en especial un disparo de Gnabry, detenido por el portero Florina Müller. A consecuencia del golpeo, se lesionaba el extremo bávaro, siendo sustituido por Sané. La primera parte finalizaba sin más historia.

La segunda parte se inició con mayor dominio del Bayern, presionando más arriba, y generando alguna ocasión de gol. Pero fue un espejismo, al poco tiempo se volvía a las sensaciones de la primera mitad. Streich realizó tres cambios, entrando Petersen, que en el primer balón que remató, a la salida de un córner, empataba el partido. A partir de ese momento, el Bayern volvió a presionar y en un error defensivo del Freiburg, Müller lograba el segundo. Parecía finiquitado el partido, pero en los minutos de añadido, un Petersen solo en el área, remataba al larguero.

Triunfo del Bayern, que le permite consolidar su liderato, pero mostrando un juego falto de brillantez, y con importantes lagunas defensivas, que hoy el Freiburg no ha sabido aprovechar.