El Bayern acaricia el campeonato (0-4)

Fuente: @FCBayernES

El Bayern en un partido que recordó a los de la pasada temporada, derrotó con facilidad (0-4) al Schalke, y aprovecha el pinchazo de sus perseguidores para aumentar de forma casi insalvable la distancia con ellos

En el Veltins Arena es muy probable que se haya cerrado la lucha por el título de la presente Bundesliga. La victoria de un Bayern sólido en defensa y con un ataque contundente, provoca que los bávaros dependan de ellos mismos para conseguir su noveno título consecutivo. Por el contrario el Schalke sigue último y con un futuro poco prometedor.

Flick alineó a su equipo de gala, consciente de que hoy era un partido clave, de nuevo dejaba a Pavard en el banquillo y apostaba por Davies en el lateral izquierdo. Gross sufría las bajas de última hora de los nuevos fichajes de Huntelaar y Kolasinac y la del portero titular Ronnow.

La primera parte empezó igualada, con un Schalke atrevido que gozó de la primera oportunidad clara a remate de Uth que detuvo un Neuer muy inspirado. Fue un espejismo, pronto Kimmich, el mejor del partido, se puso a dirigir el juego. De un centro de Joshua, llegó el primer gol a remate de cabeza de Müller. A partir del gol los bávaros dispusieron de varias ocasiones, desbaratadas por Fährmann o por fallos en los remates. Se llegaba al descanso con el 0-1 y el fantasma de lo sucedido en Augsburgo. Partido en el que el Bayern dispuso de ocasiones para matar el partido y por no hacerlo, terminó sufriendo en la segunda parte.

El fantasma de Augsburgo no apareció y el Bayern salió dominando dispuesto a finiquitar el partido. Lo logró al minuto diez de la reanudación cuando Lewandowski a pase de Kimmich marcaba el segundo de los bávaros y su gol número veintitrés. El Bayern ya fue dueño y señor del partido, aunque los mineros inquietaron la portería de Neuer en alguna ocasión. En los minutos finales Goretzka a pase de Kimmich marcaba el tercero, y Alaba de fuerte disparo desde fuera del área hacía el cuarto.

Victoria cómoda y contundente del Bayern, que le aleja de sus perseguidores. Además como decíamos ayer, esta victoria puede dejarle el título casi conseguido antes de que vuelva la Champions