El Atlético encontró su kryptonita en Cornellá (1-0)

Fuente: cadenaser.com

Un gol de Adrián Jiménez a los ocho minutos de partido, unido a un infame partido del Atlético de Madrid nos ha traído la primera gran sorpresa de la Copa del Rey.

Ya desde el saque inicial se vio que no iba a ser una tarde sencilla para los de Simeone, se veía al Cornellá presionando cada balón como si les fuera la vida en ello. Además plantearon el partido de una manera inteligente. Plantaron su bloque defensivo a una altura media, cediendo la posesión de la pelota a su rival, buscando a su vez en largo las caídas a banda de sus delanteros para a partir de ahí, intentar construir juego.

La inteligencia en el planteamiento de Guillermo Romo, unida al terrible partido en lo técnico (y en algunos casos en lo emocional) de varios jugadores atléticos, aderezado con un bello gol de Adrián Jiménez tras un saque de falta, regalaron un sudoku indescifrable para los madrileños.

Fue indescifrable por varias cosas, la primera de todas porque este Atlético de Madrid esta muy incomodo con la posesión de la pelota. No tiene ideas para erosionar con efectividad repliegues intensos como el que le propuso el Cornellá. A esto debemos de sumarle un partido impropio de un futbolista profesional de varios jugadores como Kondogbia, Torreira o Saúl.

El hoy capitán, Saúl, volvió a realizar un partido absolutamente espantoso, solo apareció para dilapidar un gol en la ocasión más clara de los de Simeone en todo el partido. Tras una buena maniobra individual de Correa, cuyo disparo fue rechazado por la defensa local la pelota le cayo a Saúl. El 8, con tiempo y espacio, resolvió de manera rustica. Disparo al larguero de la meta de Ramón, como si estuviera en un entrenamiento en el Cerro del Espino. Tuvo algunas, no muchas más, opciones de gol el Atlético. A destacar un cabezazo de Felipe en soledad tras una buena prolongación de Savic.

La charla de Simeone en el descanso a los suyos, surtió el efecto contrario al deseado. Si la primera parte atlética fue espantosa, la segunda directamente te deprime. Solo se puede rescatar un cabezazo de Saponjic, cuando el Atlético ya jugaba en inferioridad numérica. Fue expulsado Ricard Sánchez a los sesenta y tres minutos por doble amonestación.

No querría terminar la crónica sin olvidarme de Joao Félix y sus suplencias mal digeridas. Cuando se queje, Simeone debería hacerle ver este partido en bucle. Solo así el portugués reflexionara si quiere ser un excelente jugador o por el contrario alcanzar la inmunidad de rebaño a las buenas actuaciones.