El análisis del triunfo del Inter sobre Torino en el Giuseppe Meazza

Foto: Getty Images

A pesar de los resultados irregulares en la Serie A, el equipo de Antonio Conte se ha vuelto a posicionar en la segunda posición, manteniendo su filosofía lucharan hasta el final por el «scudetto».

Ya es clásico el 3-4-1-2 en los sistemas de Antonio Conte. Si bien su actual equipo, el Inter, hace un largo tiempo que no logra mostrar su mejor rendimiento, consiguió regresar al triunfo con algunos condimentos especiales.

Jugar con una línea de 3 defensores para Conte no es un riesgo, la mayoría de los equipos en la Serie A suelen utilizarlo pero con diferentes sistemas. Atrapante para el entrenador su utilización, con la presencia en su plantilla de zagueros como Godín, De Vrij, Skriniar, Ranochia y el joven Bastoni. Con la participación de un arquero como Samir Handanovic, que pese al error en el gol de Belotti, se adapta cada vez más a los conceptos brindados por su entrenador. Firmeza bajo los 3 palos, y adaptación (con 35 años) al manejo de la pelota bajo la suela de sus pies.

Además, con laterales polifuncionales, con libertades hacia todo el largo de la banda, como D’Ambrosio, Candreva, Moses, Young y Biraghi, que se acoplan a la perfección en las transiciones de defensa-ataque. Lo mismo con la llegada de Achraf Hakimi, que hace algunas semanas ya firmó su vínculo con el club italiano, luego de su brillante paso por el Borussia Dortmund.

Asimismo, opta por un mediocampo de contención, conformado por jugadores con técnica y buen trato del balón, como Gagliardini, Brozovic, Barella, Sensi y Vecino, y que también cumplen con su papel de respetar sus respectivas posiciones en el campo. Delante de ellos, Conte ubica a un jugador con mayores características ofensivas, como en este caso ante el Torino, con Borja Valero, pero donde también puede utilizar a Christian Eriksen, el danés que llegó para ser una de las figuras del equipo, procedente del Tottenham.

Por otro lado, en la parte delantera, aparecen los jugadores más relevantes a nivel mundial, en cuanto a potencia ofensiva. El belga Romelu Lukaku, con cualidades de 9 de área, pero que suele retroceder para colaborar en el juego colectivo. Lleva 20 goles en lo que va de la temporada y se encuentra a 9 de Ciro Immobile, actual goleador de la liga. Sin embargo, el delantero de élite del Inter es el argentino Lautaro Martínez, que hoy volvió al gol ante el Torino, luego de 5 partidos de sequía. Potencia, giro y velocidad, como sus principales fuentes de juego. Con 22 años y en el radar del Barcelona, lleva 29 encuentros disputados en esta temporada, en la que convirtió 13 goles y 4 asistencias.

A pesar del buen desempeño del Toro, es el chileno Alexis Sánchez el que está mostrando un espléndido rendimiento en ataque. Con 31 años y siendo una de las principales figuras, contiene 1 gol y 5 asistencias en 7 partidos jugados. Los números hablan por sí solos. Un futbolista que suele adaptarse a cualquier sistema y a diferentes posiciones dependiendo de su compañero en el frente de ataque. Por último, aparece una de las mayores promesas del equipo