Edina Alves, la primera árbitra en un Mundial de Clubes

Imagen: : Especial

La brasileña estuvo en la terna arbitral en el duelo entre Tigres UANL y el Ulsan Hyundai; con lo que fue la primera mujer en un Mundial de Clubes.

Las mujeres poco a poco han ido ganando terreno en el ámbito del futbol y su presencia va más allá de las canchas y banquillos, sino que ha llegado hasta las ternas arbitrales. Ejemplo de esto fue la designación de Edina Alves Batista como cuarta árbitra en el juego entre Tigres UANL de México y Ulsan Hyundai de Corea, en la primera jornada del Mundial de Clubes.

Con larga trayectoria internacional, Edina fue una de las tres mujeres incluidas en la lista de silbantes mundialistas, que la FIFA dio a conocer a inicios de febrero. Además de Alves, incluida en la lista de árbitros centrales, viajaron a Catar la también brasileña Neuza Back y la argentina Mariana de Almeida, ambas como asistentes.

Es la primera vez que la FIFA incluyó mujeres entre los silbantes elegidos para un Mundial de Clubes y escogió a tres sudamericanas con larga trayectoria internacional. En la Copa Mundial Francia 2019, Edina formó parte de la primera terna arbitral brasileña en un mundial femenino y fue la encargada de impartir justicia en la semifinal entre Estados Unidos y Canadá.

La brasileña de 40 años reconoció que con la designación pudo cumplir su sueño de arbitrar una competencia internacional masculina. “Es un sueño participar en un evento como este. Trabajamos muy duro. Tengo 20 años de carrera de árbitro, nada me cayó del cielo (…), siempre estuve preparada para cuando llegara la oportunidad”, declaró a AFP, tras su nombramiento.

En lo que respecta a Neuza Back, es árbitra asistente de FIFA desde 2014. Junto con Alves estuvo en la Copa Mundial Femenina Francia 2019 y el año pasado fue asistente en el partido entre Peñarol y Vélez en la Copa Sudamericana. En el partido inaugural estuvo como asistente de reserva.

Finalmente, Mariana de Almeida tiene gafete FIFA desde 2008 y estuvo en los mundiales femeninos Canadá 2015 y Francia 2019, además de los Juegos Olímpicos de Río 2016 y el mundial femenino Sub-20 de Japón 2012. En septiembre del año pasado se convirtió en la primera asistente en un partido de Copa Libertadores varonil.

La argentina de 38 años fue jueza de línea en el partido entre Racing y Nacional de Montevideo en la fase de grupos y en el Mundial de Clubes figuró como asistente de reserva en el juego del Al-Duhail de Catar y el Al-Ahly de Egipto.