Colo-Colo despide a sus referentes e ídolos

(Foto: Colo-Colo)

Durante este viernes, el club albo estuvo diciéndole adiós a todos los jugadores que ya no seguirán durante la próxima temporada.

Esta tarde, las redes sociales del club albo comenzaron a comunicar lo señalado por Mosa el día anterior: la despedida de todos los jugadores que no renovaron su contrato para seguir esta temporada. La lista es larga, pero destacan Matías Fernández, Jorge Valdivia, Julio Barroso y el último ídolo albo, Estaban Paredes.

Hace unas horas, Matías se despidió de los hinchas albos; Fernández debutó el 2003, pero fue en 2006 donde —bajo el mando de Claudio Borghi— enamoró para siempre a los albos. En dicho año logró el bicampeonato, una final de Copa Sudamericana y fue elegido el mejor jugador de América; volvió el 2020 al cacique como el hijo prodigo, pero lamentablemente no estuvo a la altura de lo esperado.

El caso de Jorge Valdivia con el albos es de dulce y agraz. También canterano del cacique no fue tomado en cuenta y debutó en Universidad de Concepción el 2003; regresó el 2005, pero en 2006 sería figura y lograría el Apertura frente a la “U”. Su segundo retorno se produjo en 2017, donde fue figura hasta el 2020 logrando cuatro títulos con los albos. Finalmente se iría con una demanda sobre Blanco y Negro S.A. Aunque faltaría un tercer regreso, fue en finales de 2020 como medida para evitar el descenso albo.

Julio Barroso se transformó en el mejor defensa albo de la década. Llegó a Colo-Colo en el 2013 luego de un gran paso por O´Higgins; rápidamente, se ganó el cariño de los hinchas por su juego y carácter. En el popular logró ocho títulos nacionales y nunca perdió un duelo contra la “U”.

Finalmente, la despedida que más duele en los fanáticos del cacique es la de su último ídolo, Esteban Paredes. El Tanque llegó en 2009 después de un gran paso por Santiago Morning; estuvo hasta 2012 donde se ganó a los albos a punta de goles. Aunque en su retorno en 2014 fue lo que lo catapultó de ídolo, prometió ganar la esquiva estrella 30 y lo logró. El archirrival se transformó en su víctima favorita y logró varios récords, los que destacan: Goleador Histórico de Primera División con 219 goles, tercer goleador albo con 197 goles e igualó a Carlos Campos como máximo goleador en superclásicos con 18 goles. El Capitán logró ocho títulos con los albos, en donde fue figura en todos ellos logrando ser el máximo ídolo de la ultima década.