Boca Juniors eliminó a River otra vez

Boca Juniors
Sin patear al arco, Boca volvió a eliminar a River en los penales. Foto: Club Boca Oficial

Después de empatar 0 a 0, Boca Juniors derrotó a River 4 a 1 y clasificó a los cuartos de Final de la Copa Argentina. El partido no se jugó bien ya que fue muy friccionado desde el primer minuto.

Se dijo mucho en la semana, un River que venía envalentonado por sus buenos resultados y enfrente un Boca Juniors muy cuestionado por eliminaciones, peleas y escasos resultados. Pero finalmente la historia se dio vuelta aunque hubo que esperar hasta el final.

El primer tiempo no estuvo a la altura de un superclásico. Porque River se vio sorprendido por la posición en la cancha de Boca que, con Advíncula y Sandes, trataba de presionar muy arriba en el campo. Esto hizo que al equipo de Gallardo le cueste generar fútbol y poder llegar al arco rival.

En tanto Boca Juniors partió con la premisa de adelantarse en el campo pero padeció lo mismo de los últimos partidos: Le falta profundidad.

En decir, River Plate no podía llegar al arco rival y Boca nunca pudo patearle al arco de Armani. Por el lado de los de Nuñez, solo hubo una jugada de riesgo y fue a los 31 minutos de juego. Bajo el arco, Brian Romero no pudo empujar un remate al centro cuando estaba solo frente al arco. Un milagro que no haya sigo gol.

El principal protagonista de ese primer tiempo fueron las infracciones y tarjetas amarillas: 11 infracciones por el lado de Boca y 9 para River. Con amonestados terminaron 4 jugadores del Millonario y uno del Xeneize.

Sin goles se fueron al descanso.

En el complemento la cosa parecía cambiar pero fue una ilusión de unos minutos. Porque River arrancó el segundo tiempo con mucha más iniciativa, mejor manejo de balón y algunas chances de gol. Al minuto de inicar, hubo una doble jugada con un remate de Romero que tapó izquierdoz y el rebote le quedó a Zuculini quien quiso convertir pero Rossi se lo tapó.

Tres minutos después, probó desde lejos Paradela pero no se fue cerca del palo izquierdo.

Todo esto insinuaba un gran segundo tiempo pero no fue así. Volvieron a aparecer las infracciones y las imprecisiones en los dos equipos. Ahí el conjunto de Gallardo dejó de patear al arco y los de azul y oro siguieron con esa apatía sin profundidad.

Entre las patadas, los agarrones y las protestas, solo quedó tiempo para una jugada más. Un hermoso remate desde afuera del área, al minuto 33, de Brian Romero que pasó muy cerca del ángulo izquierdo de Rossi.

Los últimos 15 minutos estuvieron de más. Entre el poco fútbol y el miedo a perder ninguno pudo romper el arco rival. Boca no pateó al arco en 90 minutos y así llegó a los penales.

Allí la cosa fue muy distinta. Marcos Rojo abrió la serie con el gol. Rossi se destacó en el primer penal atajando el remate de Álvarez y darle la chance de continuar mucho más cómodo. Incluso el segundo de River, a cargo de Brian Romero, fue tirado afuera y en un abrir y cerrar de ojos, la serie estaba 3 a 0 ya que el Xeneize no erraba penales.

Finalmente por el lado de los de Nuñez convirtió Martínez pero Izquierdoz cerró la serie 4 a 1 para ubicar a Boca Juniors en los Cuartos de Final de la Copa Argentina.

Allí lo espera Patronato con la fecha a confirmar.

Pasó un superclásico más en la Argentina, el cuarto con el mismo resultado: Empate. Pero Boca Juniors se queda con la sensación que en los penales es más que su rival de toda la vida.