Bélgica se confirma como primer clasificado (0-2)

Romelu Lukaku 9, BEL and Joona Toivio, 4 FIN during the UEFA EURO, EM, Europameisterschaft,Fussball 2020 Championship Group B match between Finland and Belgium on June 21, 2021 in St Petersburg, Russia. (Tomi Hänninen Newspix24) PUBLICATIONxNOTxINxFINxSWExNORxAUT Copyright: xTomixHänninenx np24thth2102378450

Bélgica se consolida en el primer puesto del grupo B y jugará los octavos de final tras vencer por 0-2 a una Finlandia que se mostró tozuda y peleona durante toda la fase de grupos. Lukaku y De Bruyne, las figuras del partido

Eden Hazard jugó de titular en el ataque belga; apuesta valiente de Roberto Martínez, pero muy conveniente. El estratega catalán salió con todo, y practicando el fútbol directo que tanto caracteriza al de Lleida. Cabe mencionar que también alineó en el once inicial a algunos jugadores poco habituales: el jovencísimo Doku, Chadli de carrilero zurdo, Vermaelen en el centro de la zaga junto a Denayer y Boyata. El partido, pese a su importancia, se presentaba previsible.

Por su parte, el seleccionado finlandés se encerró atrás y esperó a momentos puntuales para realizar contragolpes desde el primer minuto del partido. Aun así, el equipo de Kanerva no tuvo muchas ocasiones. Los jugadores de Finlandia se mostraron ahogados y con pocas posibilidades de crear juego y peligro frente a los diablos rojos.

Pese a su superioridad en todas las facetas, Bélgica no gozó de muchas ocasiones claras en los primeros compases del partido. No obstante, se acercaba con bastante rigurosidad a las inmediaciones de la portería de Hradecky. En la elaboración, los centrocampistas de Bélgica –muy cubiertos por Sparv, quien hizo un gran trabajo frente a Hazard, De Bruyne y compañía– buscaban sin parar a Lukaku, que estuvo marcado en todo momento por el central Arajuuri.

A partir de la media hora del primer tiempo, el partido se volvió pesado y monótono: Bélgica seguía atacando frente a la poco fiable defensa de Finlandia y los finlandeses seguían mandando ineficaces balones largos para sacar la pelota como podían. Ninguno de los dos equipos estuvo del todo cómodo. En esos momentos parecía el mismo partido de la primera jornada en el que Finlandia ganó con un solo tiro a puerta frente a Dinamarca, que no dejó de atacar, pero no pudo encontrar la meta. La primera parte terminó con un marcador en tablas.

Un detalle que cabe mencionar es que Eden Hazard se marchó cojeando al túnel de vestuarios a raíz de un pisotón. Aún así entró a jugar en la segunda mitad y parecía totalmente recuperado. Finlandia salió más enchufada en los segundos 45 minutos. Tanto fue así que parecía otro partido. A los pocos minutos, Bélgica volvió a tomar el dominio del encuentro.

La segunda mitad tomó a los veinte minutos un tono estacionario, del mismo modo que la primera parte, una segunda mitad en la que un gol podía cambiar por completo el devenir del partido.

Justo en ese momento, en el 65 de partido, Lukaku anotó un gol a magnífico pase de Kevin De Bruyne; gol que anuló el colegiado por fuera de juego. A diferencia del segundo partido de la fase de grupos, Bélgica parecía no reaccionar cuando en esta segunda parte las cosas se le ponían cuesta arriba.

Después de intentarlo durante 75 minutos, llegó el primer gol para Bélgica. Fue gol en propia meta de Hradecky tras el intento de despeje a un cabezazo de Vermaelen en el lanzamiento de un saque de esquina.

 Después del gol de Bélgica, Finlandia intentó reaccionar poniendo una más tímidamente, con tal de no quedarse fuera de grupos. Su esfuerzo fue en vano, ya que cinco minutos después llegaría el segundo gol por parte de Lukaku –en jugada similar a la del gol anulado–. Hazard también buscó su gol.

El segundo gol de Bélgica, y sabiendo el resultado de la goleada de Dinamarca ante Rusia, Finlandia finalmente bajó los brazos. Durante mucho rato en este partido, estaban clasificados como segundos en su combinado, pero a estas alturas su única preocupación era asegurarse el tercer puesto.