Ala-Boom para que la vida siga igual

Fuente: @realmadrid

Un excepcional gol de tiro libre de David Alaba, un Ala-boom, y otro de Lucas Vázquez recién cruzado el segundo tercio del partido dan la victoria al Real Madrid por 1-2 en Almería ante el equipo local. Anteriormente, y en el amanecer del partido, Ramazani había puesto el 1-0 parcial

Partido de dos caras el vivido esta noche en Almería. La primera parte fue un correcalles, con mayor dominio del Real Madrid, pero cuando el Almería a través de un fantástico Eguaras lograba dar aire a los suyos, el bloque defensivo blanco sufría, puesto que la línea defensiva blanca no se mostró coordinada. Especialmente descoordinada se mostró la pareja de centrales formada por Nacho y Rudiger. En el primero el juez de línea salvo a ambos, en el segundo no. 

Jugada de ataque bien trenzada por Eguaras, Sadiq atrae la atención de Nacho y Rudiger se distrae haciendo que el hueco dejado por Nacho fuese gigante. Tanto que lo ataco desde segunda línea Ramazani para poner el 1-0. El gol espabiló al Real Madrid, que empezó a poner cerco a la portería de Fernando con más corazón que cabeza y exponiéndose al contragolpe local. Contragolpe que no llegaría porque Nacho domino a un acéfalo en su juego Sadiq.

Con el 1-0 se llegó al descanso, luego de un gol, ¿bien anulado?, a Lucas Vázquez, pero también con una vía de agua clara en la defensa del Almería, su lateral izquierdo. Chumi nunca pudo con Vinicius, tuvo que tener las constantes ayudas de un inconmensurable Kaiky. En la segunda parte el partido definitivamente se hizo unidireccional hacia la portería de Fernando.

Pasada la hora de juego, una jugada de perseverancia de Vinicius termino con una serie de rechaces en el área almeriense que termino convirtiendo en el 1-1 Lucas Vázquez. Tras el empate, el Almería, que ya había bajado mucho su bloque defensivo, simplemente espero que las musas no se le aparecieran al Real Madrid. Pero se le aparecieron en el minuto setenta y cinco. ¿Por qué? David Alaba, que acababa de entrar al campo, convertía con maestría un tiro libre ganado por Modric.
Ala-boom, 1-2, y quince minutos por jugar. Deshizo su 5-4-1 Rubi, entrenador del Almeria, buscando el 2-2. Hizo intervenir a Courtois y Rodrigo Ely tuvo un cabezazo limpio para hacer puesto el empate final. Eso sí, no nos engañemos porque el Real Madrid, jugando un partido discreto, hizo más para ganar que el Almería.