Al Barcelona se le indigesta un merengue mediocre

Fuente: @rfef

Victoria por 3 goles a 2 del Real Madrid sobre el Barcelona en la primera semifinal de la Supercopa de España jugada en Arabia. Valverde en la prorroga hizo el gol de la victoria para un Real Madrid ramplón. Anteriormente Vinicius, Benzema, Ansu Fati y Luuk de Jong habían enviado el partido a la prorroga con sus goles

Partido raro, entre un Barcelona que aun esta en construcción y un Real Madrid que salvo en los 25 primeros minutos peco de soberbia. Fue como si los de Ancelotti pensaran que la vida seria igual que como cuando al Barcelona lo entrenaba Ronald Koeman.

Empezó el partido con un Real Madrid autoritario y mandón, que incluso en la primera media hora le disputo la posesión de la pelota, que no el dominio territorial al Barcelona. De hecho las primeras ocasiones fueron madridistas. Sus tres hombres de ataque, Asensio, Vinicius y Benzema pudieron descorchar el partido. El que más cerca estuvo de hacerlo fue Asensio que finalizo mal una contra bien conducida por Vinicius.

Y como tanto va el cántaro a la fuente esta acaba por romperse. Benzema roba la cartera a un tibio Busquets para citar a Vinicius ante el gol. El brasileño ajusticio con autoridad a Ter Stegen. Todo pintaba bien para el Real Madrid en ese momento. Los blancos tenian la ventaja, podían conceder terreno al Barcelona y explotar la debilidad que es Jordi Alba a placer…. Incomprensiblemente los de Ancelotti pensaron que todo estaba hecho y dejaron a su rival con vida.

Un Barcelona que a lomos del abnegado Luuk De Jong poco a poco aunque sin excesiva lucidez empezó a acercarse a los dominios de Courtois. Aunque curiosamente el Barcelona igualo la contienda en su acción menos lucida de la primera parte. Nuevo centro desde posiciones ofensivas desde la izquierda buscando a Luuk De Jong. Militao resuelve de manera horrorosa el centro con un despeje que impacta en el delantero holandés suponiendo el empate a uno con el que se llego al descanso.

La segunda parte fue un fiel reflejo de lo que es la actualidad de ambos conjuntos. Un Barcelona voluntarioso pero con carencias evidentes en el manejo de las áreas y un Real Madrid soberbio que piensa que le sobra mucho contra cualquiera cuando la realidad dice que no le sobra casi nada contra cualquiera.

Los cambios de Xavi fueron una declaración de intenciones. Fuera dos invisibles hoy como Ferran Torres y De Jong entrando en sus puestos Pedri y Abde. Con ellos el Barcelona se atrevió a atacar mas ortodoxamente. Por su parte el Real Madrid lo fio todo a Vinicius y Benzema.

El brasileño y el francés pueden parecer ausentes de los partidos pero cuando aparecen muestran sus colmillos. En su tercer intento casi consecutivo en cuatro minutos Benzema hizo el 1-2 a los setenta y un minutos capitalizando un rechace de Ter Stegen que Carvajal devolvió al corazón del área pequeña culé.

Tal y como pasara en el primer tiempo los blancos parecieron dar por hecha la victoria dando varios pasos hacia atrás. Craso error cuando esta Ansu Fati en el campo. El 10 del Barcelona mando el partido a la prorroga con un cabezazo en soledad, en pleno corazón del área del Real Madrid.

En la prorroga mando el Barcelona pero gano el Real Madrid. ¿Porque? Porque aun con soberbia sus jugadores siguen teniendo en muchos casos más jerarquía que los del Barcelona. Valverde, tras una recuperación suya, capitaliza otra perdida de baja calidad del Barcelona tras recorrerse medio campo aprovechando una pared bien tirada con Rodrygo.

De aquí hasta el final lo intento el Barcelona pero le faltaron físico e ideas para poder llevar el partido a los penaltis. Además esta vez sí, el Real Madrid supo cerrar el partido para poder alcanzar la orilla de la final del domingo sin sufrimiento alguno.