Aitana Bonmatí: Llego tu reconocimiento

Foto: FC Barcelona

Aitana Bonmatí, MVP de la final de la Champions femenina después de marcar un golazo y dar un recital como de costumbre en esta campaña. El broche de oro a una temporada espectacular

Es difícil destacar individualmente cuando, a nivel colectivo, un equipo es tan completo como este FC Barcelona Femenino. Pero no hay dudas que Aitana Bonmatí ha mostrado una de las evoluciones más destacables de la plantilla. A final de la temporada pasada, la centrocampista catalana llegó a dudar de su continuidad en el Barça por no disputar todos los minutos que quería. Perseverancia, mucho trabajo y calidad a raudales son las claves de su éxito.

Tras recibir el galardón de MVP, demostró la mentalidad ganadora del equipo: “En Budapest pecamos de principiantes, no ha sido nuestro partido más plácido, hemos tenido partidos más fáciles, pero las finales no se juegan, se ganan“.

Aitana Bonmatí llegó a la Masía con 13 años. Dos años más tarde ya sería considerada como la revelación del año por su rápida progresión. Toda una vida deportiva empapándose de la filosofía y el estilo que se inculca en las categorías inferiores del FC Barcelona. Y eso es Aitana Bonmatí, puro Barça.

En todos los grupos de amigos está el típico resolutivo, capaz de poner calma cuando todo se pone caliente para tomar la decisión correcta. Y esa persona es Aitana dentro de este Barça. Cuando hay que correr, conduce y sale a la contra a las mil maravillas. Además, cuando hay que cerrar el partido con la posesión, acaricia la bola hasta dejarla dormida en sus pies. Rara vez verás a Aitana Bonmatí perdiendo la posesión.

Antes de que le llegue el balón, sabe perfectamente donde están el resto de sus compañeras y qué decisión es la más correcta. El resto dependerá de la acción técnica que se le ocurra en el momento. Soltar el balón y desmarcarse para quedar libre de marca, y poder volver a recibirlo es algo que tiene grabado a fuego. Muchas de sus virtudes han dado lugar a comparaciones con centrocampistas históricos del club. Aunque como dice el refrán popular, las comparaciones son odiosas. Pero este símil no es más que un piropo a la joven centrocampista.

Es de esas jugadoras que te hacen amar este deporte y deja en evidencia a aquellos que todavía se atreven a menospreciar el fútbol femenino. El FC Barcelona y la selección española tienen asegurada una década de buen fútbol con Aitana Bonmatí.