A ponerle la guinda a la primera vuelta

Fuente: @DieRotenBullen

El Union quiere acabar esta primera vuelta de ensueño sacando algo positivo de Leipzig para consolidar su posición en puestos europeos. El RB será un rival complicadísimo, pero que llega con ciertas dudas tras dos partidos sin lograr la victoria. Equipos de dos ciudades del Este de Alemania, dos formas de entender el fútbol, dos rachas opuestas… ¿Quién da más? A las 20:30 de mañana, RB Leipzig – Union Berlín

El Red Bull Arena será testigo de uno de los partidos de la jornada, donde el RB Leipzig de Nagelsmann recibirá a un Union que llega con la moral por las nubes tras su victoria in extremis ante el Bayer. En las últimas ocasiones que se han encontrado han saltado chispas en las gradas, sobre todo del lado Unioner. Los aficionados berlineses han protestado contra la forma de gestionar el club de Red Bull. Esta vez, sin público, todo el protagonismo quedará en el césped. En los dos duelos previos de Bundesliga, el RB Leipzig fue superior, pero este Union parece que tiene muchas más virtudes para poder hacer daño a uno de los “cocos” de la competición.

El conjunto local volverá a ponerse en manos de la dupla española Angeliño – Olmo, que lideran respectivamente las tablas de máximo goleador y asistente. Junto a ellos los habituales Forsberg, Sabitzer y Mukiele intentarán poner en apuros a la defensa Eisern. Pero esta temporada los de Leipzig están destacando por su fortaleza defensiva, siendo el conjunto menos goleado del torneo, con su línea de 3 centrales y un Gulacsi en plena forma bajo palos.

Enfrente tendrán a uno de los equipos más goleadores de la Bundesliga, solo superados por el Bayern Múnich. El Union mantendrá su filosofía de estar ordenado atrás y salir a la contra con Awoniyi y probablemente Teuchert. Becker terminó lesionado en la última jornada. Rocosos en la defensa y en el mediocampo y con mucha profundidad en las bandas gracias a Trimmel y Lenz, se prevé un bonito duelo de ida y vuelta. También podría debutar el último fichaje de los Unioner, Leon Dajaku, extremo izquierdo que llega procedente del filial del Bayern y que busca mostrar todas sus virtudes en Bundesliga con esta cesión.

Pase lo que pase, ambos equipos han hecho una gran primera vuelta. El RB Leipzig ha mostrado un fútbol vertiginoso y se ha consolidado en puestos Champions, aunque este año parecía el definitivo para dar el asalto al título y por ahora no están siendo capaces de amenazar esa primera posición del Bayern, Por su parte, el Union ha superado todas las expectativas, y ni el más optimista podía esperar que los de Urs Fischer llegaran al ecuador en puestos europeos. Su objetivo de 40 puntos está cada vez más cerca y desde ese momento jugarán sin nada que perder en busca del sueño europeo. ¿Podrán ponerle la guinda a esta primera vuelta con una victoria en Leipzig?